Una fiscal de Texas fue detenida por una patrulla fronteriza por ayudar a inmigrantes.

Teresa L. Todd fiscal del condado Marfa, Texas detuvo su vehículo cuando vio que unos jóvenes que le hacía señas. Eran tres jóvenes Carlos, de 22 años, su hermano, Francisco, de 20, y su hermana, Esmeralda, de 18 años; Ellos se habían perdido en el desierto y uno de ellos estaba muy mal de salud. Dice que lo que hizo fue simplemente “parar a ayudar a unos niños”, pero las autoridades federales le abrieron una investigación por posible tráfico de personas.

La fiscal dio una entrevista a The New York Times dejando saber porque ella se detuvo a ayudar a estos jóvenes. “Tengo dos hijos adolescentes. Tengo un chico de 17 años y otro de 15, y parece que tiene el mismo tamaño que mi hijo de 15 años, y por eso literalmente pienso: ‘Oh, Dios mío, es como este niño en el lado de la carretera.’ Me doy la vuelta y vuelvo porque no puedo dejar a un niño al lado de la carretera “Esa decisión que tomó la fiscal salvó la vida de Esmeralda.

La chica estaba desnutrida, deshidratada, tenía heridas por espinas de cactus infectadas y rabdomiólisis, una grave enfermedad producida por necrosis muscular que puede ocasionar insuficiencia renal. Para Teresa L. Todd era claro que se trataba de una situación de vida o muerte y por eso no dudó en ayudarlos y pedirles que se subieran a su automóvil. De inmediato la fiscal empezó a llamar a conocidos para buscar de ayuda, entre ellos uno que trabaja con una organización que brinda servicios a refugiados y otro que es abogado de la Patrulla Fronteriza.

Minutos después, una patrulla fronteriza la paró y examinó su automóvil. El oficial insinuó que las mochilas de los inmigrantes tenían olores extraños y decidió mandar a llamar a otros agentes para que las examinaran, pues el suponía que ellos viajaban con droga. Ahora los tres jóvenes se encuentran en un centro de Inmigración y Control de Aduanas en El Paso y podrían ser deportados. “Los tres permanecen en custodia de ICE en espera de la disposición de sus casos de inmigración”, dijo una portavoz de ICE en una declaración a The New York Times. Mientras tanto, Todd sigue siendo investigada por haber ayudado a los migrantes, puesto que es considerado como delito.