Niños ciudadanos hijos de indocumentados corren el riesgo de ser desalojados de viviendas públicas

El gobierno de Donald Trump publicó este viernes en el Registro Federal una nueva regla que si llega entrar en vigor, permitiría el desalojo de más de 55,000 niños ciudadanos estadounidenses hijos de padres indocumentados.

El objetivo de esta regla es prohibir el acceso a ayudas para vivienda para aquellas familias en las que al menos uno de los miembros es un inmigrante indocumentado, esta regla podría afectar a 55,000 menores que han nacido en EE. UU., según las estimaciones del Departamento de Vivienda.

De aprobarse la regla impactará a más de 108,000 personas, de las que el 70 % son residentes legales o ciudadanos estadounidenses. El Ejecutivo del presidente Donald Trump ha insistido en que su objetivo es asegurarse de que las ayudas solo se destinan a familias estadounidenses y no a unidades familiares “mixtas”, aquellas en las que al menos uno de los miembros es indocumentado.

Tras una revisión al programa, el HUD concluyó que la mitad de los residentes actuales que viven en hogares subsidiados podrían ser desalojados y miles de niños que están legalmente calificados para recibir la asistencia se quedarían sin hogar.