La corte federal determina que el gobierno de Trump puede regresar a solicitantes de asilo hacia México.

Una corte federal emitida por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en San Francisco, California decidió el martes que el gobierno de Donald Trump puede seguir haciendo que los inmigrantes esperen en México por su cita migratoria mientras se determina las impugnaciones judiciales sobre esa práctica.

En abril, un juez federal de California había bloqueado la política que obliga a ciertos inmigrantes que piden asilo en la frontera esperar en México hasta que un juez revise sus casos en una corte de inmigración. Una semana más tarde, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del 9 Circuito bloqueó de manera temporal el dictamen que había impedido a Trump los retornos a territorio mexicano de migrantes que huyen de sus países a causa de la violencia y la pobreza.

La agencia mexicana de inmigración señaló el miércoles por la noche que 4.217 solicitantes de asilo centroamericanos habían regresado ya por tres ciudades fronterizas. Washington ha dicho que quiere expandir el programa a toda la frontera. El gobierno de México no hizo comentarios sobre la decisión judicial, pero otras personas que ven la situación más de cerca sí expresaron su opinión.

“Que se resuelvan su problema en los Estados Unidos y no lo trasladen a nosotros”, dijo Armando Cabada, alcalde de Ciudad Juárez, que se encuentra al otro lado de la frontera con El Paso, Texas. Juárez ha recibido 1.344 solicitantes de asilo regresados, más que cualquier otra ciudad, desde el inicio del programa en San Diego el pasado 29 de enero.