Acura MDX, el más vendido de Acura ahora también más deportivo.

Por Roger Rivero.

El mundo se mueve raudo estos días. Acura se ha dado cuenta y le inyecta por primera vez a su modelo mejor vendido, el MDX, una bocanada de deportividad por primera vez en tres generaciones, con el terminado A-Spec.  A-Spec tiñe de negro el habitual cromado de la parrilla, usa una fascia más baja, cuenta con un alerón trasero más elegante, transforma los escapes en cilindros similares a los de un cañón y reemplaza las llantas de 18 pulgadas por unas de 20.

Visualmente estos acentos oscuros trabajan muy bien para hacer que el MDX, que normalmente tiene una apariencia viva, se vea un poco más desenfrenado y siniestro, pero en realidad, solo los buenos observadores podrán distinguir la diferencia entre el MDX A-Spec y las legiones de otros MDXs, estacionados en los centros comerciales de los suburbios estadounidenses.

Ninguno de estos cambios permite que el motor V-6 de 290 caballos de fuerza sea más rápido, pero el empaque cosmético hace que este SUV de tres filas de asientos, se distancie aun más de la apariencia de un miniván, y de paso le permite a Acura cobrar $ 3,500 adicionales.

Las diferencias son más distintivas por dentro. Puedes elegir entre cuero rojo o negro con inserciones negras de Alcantara. Costuras en contraste, inserciones en las puertas, adornos en negro brillante, volante con la marca A-Spec, paletas de cambios tras el volante, y una exclusiva placa del umbral de la puerta transmiten deportividad. Acura agrega algo de enrojecimiento a la instrumentación, pero ejerce una contención muy apreciada aquí en comparación con el RDX A-Spec más pequeño.

La aceleración es rápida e instantánea, sobre todo en modo de manejo deportivo. La progresión a través de las nueve marchas es suave y virtualmente perfecta, sin embargo, en algunos momentos durante reducciones se sintió algo brusca, pero solo por momentos. La dirección es sensible y el manejo es ágil como nos ha acostumbrado Acura. La calidad de marcha es firme sin ser dura. Es razonablemente cómodo y estable.

Estándar en el MDX es Acurawatch, una suite que incluye crucero adaptativo y otros sistemas avanzados de asistencia al conductor como advertencia de salida del carril, frenado automático de emergencia.  El crucero adaptativo, tan conveniente en viajes largos lleva al vehículo hasta una parada total, pero la brecha entre el coche delantero y el MDX es grande, incluso en la configuración más corta. La aceleración del crucero adaptativo puede ser lenta y desigual, algo que esperamos Acura refine en próximos modelos.

El MDX Sport trae un precio base de $44,300 dólares. Ese es uno de los precios iniciales más bajos de la clase y no hay acabados más altos como muchos de sus competidores ofrecen. Las mejoras en el MDX se pueden agregar con cuatro paquetes de opciones, el Advance, Technology, Entretainment y el A-Spec. Se puede agregar tracción total por $,2,000 y esta opcion de puede agregar independientemente a los paquetes mencionados. Un MDX completamente equipado puede llegar a alrededor de los $60,000 dólares, que es menos (por un margen considerable, en algunos casos) de lo que pagaría por la mayoría de los competidores con nivel equivalente de equipamiento.

Un completamente nuevo MDX es esperado el próximo ano, pues la generación actual se remonta al año modelo 2014, que definitivamente está entrando en el estado de la tercera edad para el mundo automotriz. Sin embargo, las virtudes del MDX están intactas, y Acura ha refrescado lo suficiente durante los años a su modelo ganador como para mantenerlo relevante. Gracias a un flujo constante de actualizaciones, el MDX sigue siendo una excelente opción para un SUV de lujo. Con tres filas de asientos y una cabina grande y cómoda, funciona bien como transporte familiar lujoso, y presenta un gran valor gracias a una impresionante cantidad de características estándar por un precio apetecible comparado con sus competidores.

Más sobre autos en: Automotriz.TV

Sano Tu Equipo 1000x93-La Matraca