Volvo S60: Amaga a los alemanes, pero no les llega.

Por: Roger Rivero

Con el lanzamiento en el 2015 del utilitario del XC90, las cabezas comenzaron a girar en dirección a Volvo, que bien lo necesitaba.  Gracias a su diseño limpio, su interior nítido y su tecnología mejorada, el automóvil estableció un estándar que todos los Volvos reforzarían en los próximos años, el último de los cuales es el sedán S60.

Las actualizaciones de estilo exterior sin duda hacen una diferencia, pero la cabina interior es donde sobresale el Volvo S60. El adorno de tablero de metal de una sola pieza, de puerta a puerta, es como una viga expuesta, que le da estructura física y decorativa a las características de la cabina. El diseño simple y amplio del tablero de instrumentos, las esbeltas rejillas de ventilación y el elegante sistema de información y entretenimiento Sensus parecen copias al carbón del sedán más grande.

En el centro se encuentra la pantalla táctil Sensus Connect de nueve pulgadas, la más similar a una tableta si descontamos a un Tesla claro. Es genial de ver y funciona rápidamente, pero es casi demasiado análogo a un iPad, ya que algunas cosas no se sienten optimizadas para entradas rápidas en el auto y pueden atraer la atención si no tienes cuidado.

Los asientos delanteros de mayor altura están sin dudas entre los mejores de la industria, brindan un amplio refuerzo y una amortiguación gruesa y lujosa. El espacio en la parte delantera también es amplio, aunque, sorprendentemente, el asiento trasero es realmente cómodo para los adultos con espacio más que suficiente para estar cómodo en un largo viaje, algo que no se puede decir de muchos autos en este segmento.

El S60 es hermoso por dentro y por fuera, pero ¿cómo se maneja? Bueno, en el caso de T6 R-Design que probamos no quedamos insatisfechos. Hay tres designaciones de tren motriz para el 2019 S60: T5, T6 y T8. El T5 usa un motor de cuatro cilindros turbo alimentado de 2.0 litros que genera 250 caballos de fuerza. Nuestro R-Design, un modelo T6 con tracción en todas las ruedas y un motor sobrealimentado de cuatro cilindros de 2.0 litros y bueno para 316 caballos de fuerza y 295 libras-pie de torque.

Ningún Volvo moderno estaría completo sin una gran lista de tecnologías de seguridad, y este S60 no es una excepción: frenado automático de pre-colisión, asistencia de mantenimiento de carril, monitoreo de puntos ciegos con alerta de tráfico cruzado, sensores de estacionamiento, estacionamiento autónomo y cámara de 360 grados. Este auto detecta que un conductor distraído por mirar su teléfono mientras conduce está a punto de pegarle a su auto por detrás, el Volvo puede incluso apretar los cinturones de seguridad y aplicar los frenos. Si cruza la línea de un carril cuando hay tráfico, el S60 lo llevará a un lugar seguro y lo miso puede que suceda si usted sufre una emergencia médica y se ve imposibilitado de conducir. Por lugar seguro entiéndase en o fuera de la carretera, no un hospital. Este mismo sistema de seguridad es el que permite que su auto se mantenga dentro del carril cuando está utilizando el control de crucero.

Volvo ofrece el S60 en tres niveles de equipamiento: Momentum, Inscription y R-Design. Técnicamente, hay un cuarto nivel de equipamiento, que es un complemento híbrido denominado T8 Polestar. El acabado Momentum es una buena opción para la mayoría de los compradores. Cuenta con una gran cantidad de equipos estándar y está disponible con numerosos paquetes que aumentan el cociente de lujo del S60. El precio inicial es de $35,800.

Con un precio base de $42,545, el diseño R-Design es el sedán deportivo en esta alineación mientras que el S60 Inscription sube a loa $42,900. Hay distintos paquetes de mejoras que se van sumando al precio inicial. Por solo citar uno, el paquete Luxury a un costo de $2,200 adiciona masaje en los asientos delanteros entre otras “comodidades”.

El 2019 S60 es un testimonio de lo lejos que Volvo ha llegado en los últimos años. Luego de que viéramos el XC90, el resto de la alineación de Volvo se sintió instantáneamente antigua. El nuevo S60 cierra el ciclo, y ahora tiene todo lo bueno que ha convertido a Volvo en un fabricante renovado. Es sólido, elegante y fácil de gustar como cualquier otro Volvo, y se posiciona mejor dentro de la clase altamente competitiva de sedanes de lujo compactos que incluye autos tan reconocidos como el Audi A4, BMW 3 o Mercedes Clase C a los cuales este Volvo “amaga” pero francamente no llega.

Más sobre autos en: Automotriz.TV