Cuidados para tu mascota en primavera

La primavera trae algunos cambios en la rutina de nuestras mascotas. El sol y el buen tiempo provocan que los paseos se alarguen y que las visitas al campo sean más habituales, algo realmente saludable para la salud de ellos siempre que tengamos las precauciones necesarias para evitar las patologías comunes de esta época del año.

Como a los humanos, en primavera nuestros animales pueden verse afectados por el polen y sufrir algunos síntomas como lagrimeo, estornudos, comezón. En estos casos debemos acudir al veterinario que le realizará las pruebas necesarias y le asignará el tratamiento oportuno para combatir la alergia en caso de ser detectada

La actividad de los insectos (abejas, arañas…) aumenta en primavera. Los síntomas de su picadura son múltiples, pero lo más importante es estar alerta de posibles inflamaciones en la boca o la garganta, que pueden generar graves insuficiencias respiratorias o incluso asfixia.

Leishmania es una enfermedad que se propaga a través de la picadura de los mosquitos, sobre todo del Phlebotomus que habita en la cuenca mediterránea. Algunos de los síntomas son: pérdida de peso, caída del pelo, hemorragias nasales, diarreas. Existe vacuna contra la leishmaniosis, pero también podemos proteger a nuestros perros utilizando productos repelentes o antiparasitarios externos.


Las pulgas y las garrapatas son los eternos enemigos de nuestra mascota. Estos parásitos se alimentan de su sangre y pueden provocarles hemorragias, además de transmitirles distintas infecciones y enfermedades. Al igual que con los mosquitos y otros insectos, podemos prevenir estos parásitos utilizando productos que sean indicados para perros.