“Un trabajo del mundo moderno difícil de manejar”

“Mi trabajo me hizo odiar a la humanidad, cuando me fui, no estreché la mano a nadie durante tres años. Vi lo que la gente es capaz de hacer y lo repugnante que es. No quería tocar a nadie”.
Roz Bowden habla sobre la época en la que trabajó como moderadora de contenido en MySpace, viendo lo peor de internet para que otros no tuvieran que hacerlo.
El trabajo que ella hacía se ha vuelto más importante con el auge de las redes sociales y a medida que el contenido generado por internautas se ha convertido en una parte crucial de la red.
Facebook tiene ahora 7.500 moderadores de contenido que trabajan en todo el mundo 24 horas al día. Estas personas suelen ver imágenes y videos con contenido violento y perturbador, desde abusos sexuales a niños hasta decapitaciones, torturas, violaciones o asesinatos.

Uno de ellos acaba de demandar a la red social por el trauma psicológico que sufrió tras ver miles de horas de contenido tóxico y molesto. “No hay un plan de apoyo a largo plazo que ayude a esos moderadores de contenido cuando dejan el trabajo. Se espera que se reincorporen sin más al tejido social”.
Bowden trabajó en finanzas antes de aceptar el empleo en MySpace entre 2005 y 2008. Le agradó volver a su anterior sector laboral cuando el trabajo en la red social se convirtió en una carga excesiva para ella.

Cuando Bowden comenzó en MySpace había poca información sobre cómo hacer el trabajo.

“Tuvimos que establecer unas normas. ¿Ver pornografía y preguntarle a una chica si usa un bikini de tiras de espagueti era adecuado? ¿Cuánto sexo era demasiado para una plataforma como MySpace? Nos hacíamos esas preguntas a medida que avanzábamos”.

“¿Deberíamos permitir un video de una persona decapitando a otra? No. Pero ¿y si se trata de dibujos animados? ¿Está bien si lo hacen Tom y Jerry?”
Y en lo que se refería a mirar el contenido, este era su consejo: “Desenfoquen la mirada para no verlo del todo”.

En un post publicado en su blog el año pasado, Facebook describió a sus moderadores de contenido como “los héroes no reconocidos que mantienen Facebook a salvo para el resto de nosotros”.
Sin embargo, admitió que ese trabajo “no es para todo el mundo” y que solo contrata a gente “que sea capaz de manejar los retos inevitables que presenta ese rol”.
Pero, a pesar de su promesa de prestar atención a esta cuestión, subcontrata a gran parte de las personas que quienes lo hacen.

Facebook quiere que sus moderadores sean más fuertes.

La red social les ofrece una capacitación previa en la que se les explica lo que se espera de ellos en el trabajo y pasan al menos 80 horas con un instructor antes de que se lancen al mundo real.