Los carros de la policia de Minneapolis llevaran un mensaje para los derechos de los inmigrantes

El asiento trasero de cada patrullero de la policía de Minneapolis pronto mostrará un mensaje en inglés y español: Tiene derecho a guardar silencio sobre su lugar de nacimiento, estado de inmigración y todo lo demás.

El alcalde Jacob Frey ha prometido mantener la seguridad para los inmigrantes en Minneapolis mientras las autoridades federales aumentan fuerzas para las leyes de inmigración. Después de presentar la idea en su discurso sobre el estado de la ciudad en mayo, Frey llevo a cabo una conferencia de prensa el miércoles para revelarlos al público.

“En este momento, la ciudad tiene que intensificarse y hacer lo que nuestra administración federal y el Congreso no harán”, dijo Frey. “No permitiremos que esta falta de compasión en los niveles más altos de nuestro gobierno nos impida hacer lo correcto para nuestras comunidades inmigrantes aquí en Minneapolis”.

Frey dijo que la administración de la policía, incluida la jefa Medaria Arradondo, apoya las pancartas que establecen claramente los derechos de los inmigrantes cuando van a la cárcel.

Sin embargo, no todos son entusiastas de la idea. El teniente Bob Kroll, que representa a los más de 800 miembros del sindicato de la policía, ha sido un crítico constante de la agenda de inmigración de la ciudad y dijo que los oficiales quieren hacer cumplir las leyes de inmigración.

“Con 200 víctimas de disparos en la ciudad hasta la fecha, la respuesta política es estar seguros y asesorar a las personas que están aquí ILEGALMENTE sobre sus derechos, mientras se encuentran en la parte trasera de un coche patrulla. Es simplemente una locura “, dijo Kroll en un comunicado el miércoles. “Afortunadamente estamos a menos de cuatro semanas de las elecciones y podemos comenzar a restablecer la seguridad de nuestros ciudadanos con ayuda a nivel estatal”.

Frey se negó a responder a los comentarios de Kroll. Pero en la conferencia de prensa, dijo que las declaraciones anteriores hechas por el líder sindical son “contrarias a todo lo que defendemos en Minneapolis” y son contrarias a las leyes.