Ford Mustang EcoBust: El potro americano sigue a toda carrera

2018 Ford Mustang V8 GT with Performance Package in Orange Fury

Ford Mustang EcoBust: El potro americano sigue a toda carrera.

Por: Roger Rivero

2018 Ford Mustang Interior
2018 Ford Mustang
2018 Ford Mustang Interior
El Ford Mustang actual, que debutó en el 2015, continúa a través de su sexta generación con una leve renovación de su aspecto exterior. Como siempre, el Mustang está disponible como cupé o convertible. Ford conoce el valor del Mustang como una piedra angular para la marca, por lo que continuará produciendo este “muscle car” o automóvil de músculo durante años por venir.

El Mustang, ha resistido la prueba del tiempo y ha evolucionado continuamente, y parte de esa evolución, es constatable en su versión 2018, donde a dicho adiós a su opción de motor de 6 cilindros en V. Los interesados en un Mustang tendrán que elegir a partir de ahora, entre el ultra potente motor V8 y el magro EcoBoosted de cuatro cilindros, que aún ofrece mucho músculo y es la configuración de nuestro auto de prueba, un Ford Mustang EcoBust.

Los modelos EcoBoost como el que probamos se basan en un nuevo turbo de 4 cilindros y 2.3 litros, que genera 310 caballos de fuerza y 350 lb / ft de torque. El Mustang GT retiene el V-8 de 5.0 litros del año pasado. Ambos motores funcionan con transmisiones manuales estándar de 6 velocidades o con la automática de 10 velocidades opcional, que también es nueva este año.

Esta transmisión que ha sido desarrollada entre Ford y General Motors es usada en otros autos, incluyendo un directo competidor, el Chevrolet Camaro ZL1. En el Mustang, la transmisión le hace mucha justicia al nuevo motor EcoBoost.

Con el “Performance package” o paquete de rendimiento opcional, se obtienen resortes más rígidos, frenos Brembo, un eje de deslizamiento limitado y neumáticos o llantas Pirelli P Zero. Así equipado, el GT está preparado para correr.

El tablero digital opcional de 12 pulgadas es nuevo este año y realmente impresiona. Trae gráficos geniales y una apariencia diferente para cada modo de manejo. La forma de acomodarlo a gusto con la botonería del volante no es la más intuitiva, pero tampoco calamitosa.

La cabina cuenta con materiales suaves al tacto, que compensan algunas superficies de plástico duro aquí y allá. Una fila de interruptores de palanca en la consola central exhibe un estilo fresco y retroactivo que agradecemos. La cámara trasera es estándar y muy útil, al igual que el sistema de información y entretenimiento Sync 3, uno de los mejores de la industria. Los asientos delanteros brindan un excelente soporte, pero carecen de reclinación eléctrica. En cuanto a los asientos traseros, hay espacio para dejar los abrigos o algún paquete intempestivo y no mucho más, pero, después de todo, es un cupé.

El precio base para un Ford Mustang EcoBoost manual es de $25,680, mientras que el automático costaría unos $1,600 más. Sin embargo, después de adicionar las opciones, el precio de nuestro auto de prueba subió a $ 42,270.

El Ford Mustang EcoBoost 2018, al menos cuando está equipado con el paquete Performance, no es el automóvil base dócil que podría esperar. Ni siquiera es el coche deportivo barato que solía ser. Es un potro rozagante que espera que lo sepan montar, y hay que respetarlo. Quienes lo menosprecien por su carestía de cilindros, seguro estoy no lo han probado…y si todavía le quedan ganas de revancha luego de hacerlo, pues hay les queda la opción del hermano mayor, el GT de motor V8 y 475 caballos o un Mustang Shelby con aún más.
Mas sobre autos en: Automotriz.TV

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.