Buick Envision: Un SUV compacto de lujo que merece una mirada.

Por los pasados cinco años, Buick ha vendido consistentemente más de 200,000 autos y SUV en los EE. UU anualmente. Ese es un rendimiento mucho más fuerte que cercanos competidores como Acura o Lincoln. Sin embargo, la compañía vende muchos más autos en China que en esta parte del mundo, para ser más exactos, sobrepasan la cifra de un millón de Buicks vendidos cada año en el país asiático. Específicamente el Envision movió unas 40,000 unidades aquí, mientras que algo más de 236,000 en China.
El peso del mercado chino está provocando cambios en Estados Unidos también. Tanto así, que este es el primer modelo de General Motors que se importa desde China, y ha sido diseñado primero para aquel mercado. Pero, despejemos las dudas desde el principio, aunque importado de China, este auto se siente dentro y fuera como cualquier Buick Americano y el consumidor local lo aprecia.
Las modificaciones en el exterior del 2019 Envision son sutiles. La rejilla y la fascia frontal se han rediseñado para alinearlo más con otros autos y SUV en la formación Buick. Los cambios más notables son evidentes en la parte trasera del vehículo, donde Buick ha instalado nuevas luces y guardabarros esculpidos, creando una apariencia un poco más distintiva y diferenciada de la “manada” de otros SUV en el mercado.
Nuestro modelo de prueba, un Envision Premium II con precio muy cercano a los $50,000 incluidos los cargos de destino, venia con asientos de cuero de primer nivel, listos para hacer viajes largos. El diseño y disposición del interior es fácil de entender y usar, y en general, con materiales de alta calidad. La excepción ergonómica son los interruptores de control de clima, que son sensibles al tacto, pero requieren de demasiada presión y no proporcionan retroalimentación alguna. Hay un pequeño pero vistoso reloj analógico y algunos de talles en madera de color oscuro que complementan la sensación de lujo. El Envision viene de serie con una pantalla táctil de 8.0 pulgadas para el sistema de información y entretenimiento, que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.
Hay actualizaciones también bajo el capó para el Envision 2019. El cuatro cilindros turboalimentado de 2.0 litros opcional, ahora viene con una transmisión automática de nueve velocidades que reemplaza la de seis. Este tren motriz se muestra animado y sin dificultades para cumplir las necesidades del Envision, tanto para entrar a la autopista como para adelantar a otros vehículos, aunque en general, la dinámica de manejo no podemos alabarla. Si bien es compuesto, no es tan disfrutable de conducir como algunos de sus competidores.
El Envision 2019 se ofrece en cinco niveles de equipamiento: la base Envision, Preferred, Essence, Premium y Premium II. Los precios comienzan en $ 32,990, que sorpresivamente, es aproximadamente $ 1,000 dólares menos que el modelo 2018. El Premium II como el que probamos tiene precio inicial de $ 44,595.
En realidad, el Buick Envision es un SUV realmente bueno. Tiene fuertes como filas de asientos amplias y cómodas, buen rendimiento de combustible -25 o 22 millas como promedio según la motorización- hay varias características tecnológicas fáciles de usar, lujo en el interior y decente de espacio de carga. Su precio inicial es bajo, pero en los niveles de acabado superiores, puede encarecerse demasiado provocando quizás que algunos compradores también consideren rivales más reconocidos y de mejor dinámica de manejo como el Audi Q5 o el Merecedes GLC300.
En conclusión, no hay mucho en el Envision que lo destaque realmente en esta clase de autos, pero, de todos modos, cubre la mayoría de las bases lo suficientemente bien como para que valga la pena echarle una mirada.