Los beneficios del deporte en tu piel

No hace falta que te recordemos las ventajas que hacer deporte tiene a nivel físico, ¿verdad? Si no disfrutas aún de todas sus ventajas, deberías planteártelo. Especialmente, porque hay otro aspecto en el que mover el cuerpo de ver en cuando tiene grandes ventajas: tu belleza. Estas son todas las formas en las que tu piel se verá beneficiada con el ejercicio habitual.

1. Parecerás más joven

Según un estudio de la Universidad McMaster de Ontario (Canadá), las personas que hacen ejercicio frecuente tienen una piel más joven a partir de los 40 años que aquellas de la misma edad que son sedentarias. En la investigación, elaborada con 29 voluntarios, se descubrió que aquellas personas que eran activas tenían una composición cutánea más similar a la de las personas de 20 o 30 años que a los individuos de su edad que no se ejercitaban.

¿La buena noticia? Nunca es tarde para empezar. Este mismo estudio observó una mejora en la piel de las personas que, siendo sedentarias, habían comenzado a hacer deporte. Todo gracias a las mioquinas, unos péptidos liberados con el ejercicio físico que parecen tener el poder de provocar cambios en las células cutáneas, entre otras ventajas como reducir la inflamación.

2. Tendrás menos acné

Si bien la evidencia científica no es clara para determinar la influencia real del deporte en el acné, hay un hecho probado que indicaría sus beneficios: durante la práctica de ejercicio, el cuerpo libera diversas hormonas como la serotonina y las endorfinas, que bloquean el estrés, una de las causas más habituales de los problemas de este problema de la piel. Además, según un estudio de la Universidad de Michigan, el sudor podría jugar un papel importante en la cicatrización de heridas, lo que mejoraría el acné y sus cicatrices.

Además, al sudar, la piel se ‘limpia’ de residuos y favorece la eliminación de células muertas. Eso sí, recuerda siempre retirar el sudor con una ducha o una toalla nada más terminar de ejercitarte, o podrás sufrir el efecto contrario al deseado debido a la proliferación de bacterias.

3. Mejorarás tu circulación

Durante la práctica deportiva, se favorece la circulación sanguínea que lleva más sangre y oxígeno a los capilares de la piel. El resultado: más nutrientes, más energía para las células cutáneas y efecto antiinflamatorio que mejoraría posibles condiciones de la piel como la rosácea.

Ahora que ya sabes cómo mejora tu piel el deporte, un último consejo: intenta entrenar siempre sin maquillar (no todos los productos de maquillaje están preparados para ello y, al abrirse los poros, éstos se pueden obstruir o la piel puede absorber sustancias nocivas de los productos). Y, por supuesto, si entrenas al aire libre, no te olvides nunca de la protección solar: te recomendamos Fluid Solaire Wet Or Dry de Biotherm: puede aplicarse incluso en la piel mojada y sirve para rostro y cuerpo.