Los arrestos indiscriminados de ICE durante redadas, según estadísticas

Datos obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información confirman la estrategia de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) sobre las detenciones de inmigrantes, consideradas indiscriminadas.

Se confirma que la política de buscar la deportación de personas con antecedentes penales graves o personas anteriormente deportadas quedó en el olvido para integrar a cualquier indocumentado en las capturas.

Problemas por DUI (Conducir Bajo Influencia), multas de tráfico, posesión simple de drogas e infracciones de inmigración de primera vez constituyeron casi la mitad de las condenas penales para inmigrantes indocumentados.

Aproximadamente una cuarta parte de los 143,470 migrantes que ICE arrestó el año pasado no tenía ninguna condena penal, y el 11 por ciento no tenía cargos penales pendientes.

Varias de las condenas y cargos de los arrestados por “La Migra” el año pasado fueron ofensas graves, incluyendo aproximadamente 2,000 crímenes que involucran abuso sexual de menores, casi 200 convicciones por homicidios dolosos cometidos con armas y más de 4,500 casos de vehículos robados.

Sin embargo, la mayoría de las condenas y cargos equivalen a los mismos tipos de ofensas que obstruyen los tribunales estatales y las cárceles del condado a diario.

La publicación indica que uno en las definiciones de ICE sobre la categoría en que caen los detenidos suenan engañosas, como aquella de “drogas peligrosas”, por la que se arrestó a 9,300 personas, es decir, por posesión de marihuana para consumo personal.

La autoridad continúa con los operativos que incluyen movilizaciones en espacios de trabajo y zonas metropolitanas, como Nueva York, Los Ángeles y Chicago.

Los activistas alertan a indocumentados sobre las movilizaciones de agentes migratorios, debido a casos como el de una pareja de mexicanos que enfrenta la deportacion tras 30 años viviendo en Nueva York.