El nuevo director deportivo de España fracasó de manera rotunda en México

Un mal paso por el fútbol mexicano poco afecta a los profesionales españoles a la hora de conseguir cargos importantes en su país.

Es el caso de Francisco Molina, una leyenda del fútbol español que dejó un mal recuerdo en México. El exportero fue nombrado este lunes director deportivo de la Real Federación Española de Fútbol. Desde ese cargo dará apoyo a Luis Enrique, el nuevo seleccionador de la Furia.

Hace menos de un año, Molina estaba en Ascenso de México con el Atlético San Luis, club asociado al Atlético de Madrid.

Molina apenas estuvo ocho partidos con el equipo potosino. Su récord fue de una victoria, un empate y seis derrotas en Liga, más tres partidos de Copa en la que ganaron uno y perdieron dos

España vivió una pesadilla en el Mundial con el despido de Julen Lopetegui a dos días del primer partido de la selección en el Mundial. La Furia Roja era favorita al título, pero cayó por penales con Rusia en octavos de final.