Elimina todo el bello no deseado con pasta de dientes

La pasta de dientes se puede usar para más cosas y no podrás creer los beneficios.

Uno de los trucos que hemos descubierto es que, además de ayudarnos a que nuestra sonrisa luzca más radiante y perfecta, la pasta dental también es útil para eliminar el cabello, entre otras cosas.

Solo tienes que tomar una cucharada grande de pasta dental, ponerla en un recipiente limpio y seco y añadir una cucharada de limón y una de azúcar. Remueve hasta conseguir una pasta homogénea. Cuando lo hayas conseguido, aplícala en la zona a depilar en diferentes direcciones.

La pasta no tarda en espesar y debes masajear la zona con el producto durante unos minutos. Hazlo en dirección contraria al crecimiento del vello. Después, retira con agua y jabón y sécate con una toalla.

Enseguida comenzarás a notar como esos vellitos comienzan a caer.

También sirve para tratar el acné. Solo tienes que aplicarte un poco de producto sobre los granitos y lo dejas actuar durante 30 minutos. Poco a poco, día a día, el acné irá desapareciendo.

Y si quieres blanquear la piel, prueba a usar Colgate (u otra marca). Mezcla una cucharada de pasta dental con una cucharada sopera de jugo de tomate (incluyendo las semillas) y mézclalo hasta que esté homogéneo.

Aplícalo en la zona que quieras blanquear (ideal para pequeñas manchitas en la piel) y deja por un periodo de 30 minutos y a continuación enjuaga con agua y jabón. Esto lo puedes hacer a diario y veras como en muy poco tiempo comienzan a desaparecer esas manchitas dejando tu piel como nueva.