El abogado de ICE que robó identidad de inmigrantes para obtener dinero

Raphael A. Sánchez, exabogado de la Oficina de Asesoría Legal del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), fue condenado a 48 meses de prisión por fraude electrónico y robo de identidad agravado por el uso de identidades de inmigrantes.

Sánchez, quien fue responsable de los procedimientos de deportación de extranjeros en AlaskaOregón y Washington, admitió en su acuerdo de culpabilidad que ideó intencionalmente un plan para defraudar con base en información de las personas detenidas, que estaban en varias etapas de los procedimientos de deportación.

Sánchez usó la información de identificación personal de esos extranjeros para abrir líneas de crédito y préstamos personales con sus nombres, manipular sus archivos de burós de crédito, transferir fondos para sí mismo y comprar bienes utilizando tarjetas de crédito emitidas a nombre de los inmigrantes.

El exabogado admitió que obtuvo información de identificación personal de los extranjeros mediante el uso de los sistemas oficiales de bases de datos de ICE y el acceso a sus archivos de inmigración.

Luego usó su computadora de trabajo para falsificar documentos de identificación, incluidas lastarjetas de Seguro Social y las licencias de conducir del Estado de Washington, a nombre de las víctimas.

El hombre, de 44 años, se declaró culpable el 24 de febrero de un cargo de fraude electrónico y un cargo de robo de identidad agravado, reportó hace unos días el Departamento de Justicia en un comunicado.

Además del período de prisión, el juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Robert S. Lasnik, del Distrito Oeste de Washington ordenó a Sánchez pagar $190,345.63 dólares en concepto de restitución.

“Raphael Sánchez se encargó de supervisar la aplicación honesta de las leyes de inmigración de nuestro país”, dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Interino, John P. Cronan. “En cambio, Sánchez abusó de esa confianza y capitalizó su posición en ICE para explotar a sus víctimas y llenarse los bolsillos”.

La oficina migratoria reconoció que el caso afecta el prestigio de la dependencia.

“No podemos dejar que un actor malo le resta importancia al trabajo que los empleados dedicados de la agencia en Seattle y en todo el mundo están haciendo para garantizar nuestra seguridad nacional y defender la seguridad pública… La corrupción no será tolerada”, apuntó la dependencia en un comunicado.

Las instiuciones financieras afectadas son American Express, Bank of America, Capital One Financial Corporation, Citibank, Discover Financial Services y JPMorgan Chase & Co., se indica en la demanda.