Lady Gaga se sincera sobre su batalla contra las enfermedades mentales

Lady Gaga abrió su corazón sobre la complicada lucha que mantiene contra las enfermedades mentales. Durante un evento benéfico organizado por la fundación Children Mending Hearts, la cantante de 32 años y su madre, Cynthia Germanotta, recibieron un reconocimiento por su trabajo conjunto al frente de la fundación Born This Way, creada en 2011 por la intérprete.

Durante su discurso de aceptación, Gaga se sinceró sobre la forma en que ha sobrellevado algunos padecimientos mentales con los que convive desde hace años: “He luchado durante mucho tiempo, haciendo públicos y no públicos mis problemas de salud mental. Pero, en realidad creo que los secretos son algo que mantienen enfermo”, comentó.

“Me he dado cuenta de que en realidad es más seguro decir cómo me siento. Lo que está haciendo esta fundación es maravilloso porque es más seguro, así las demás personas pueden sentirse como yo”, explicó. Además, la cantante aprovechó para agradecer a su madre por todo el apoyo que le ha brindado desde que fue diagnosticada con este tipo de problemas.

“Gracias mamá por no tener miedo de mis pensamientos más oscuros y por hacer algo que muchos no se dan cuenta: simplemente tomar mi mano y dirigir una organización que ayuda a sostener las manos de los demás. Te amo. Los pensamientos suicidas se sienten como un hechizo y debemos tener empatía. Sé amable y ayúdate a romper el hechizo, vivir y prosperar”, comentó.

Orgullosa del trabajo de su fundación:

Durante su discurso, Gaga invitó a las personas a ser amables con todo aquel que sufre una enfermedad mental, pues la empatía es una herramienta sumamente poderosa: “La bondad no es algo que venga después de nuestro trabajo. Es el poder que impulsa todo lo que hacemos. Es el lente con el que vemos cada reto que asumimos”, explicó.

“Para mí, casi cualquier problema que te pueda venir a la cabeza puede ser resuelto con un poco de bondad. Al menos puede hacer que esa situación mejore. La amabilidad tiene un trasfondo suave. A veces la gente piensa que se trata de debilidad, pero es tremendamente poderosa. Puede cambiar la forma en la que vemos a los demás. Incluso la forma en la que nos sentimos respecto a nosotros mismos, al ser más amables con nosotros. Necesitamos más bondad en el mundo”, aseguró.