Así se siente conducir un Porsche 911 en una autopista alemana

Conducir un deportivo en una autopista alemana es un gran sueño, pues se sabe que no tienen límites de velocidad, por lo que acelerar y llevar los vehículos a fondo, es posible y más si se trata de un Porsche 911 GT2 RS.

Este vehículo que pese al poder que lo empuja tiene una manejabilidad fuera de serie, aunque según pilotos profesionales que lo han manejado, es un auto muy exigente para el conductor.

Con un motor bóxer de seis cilindros twin turbo de 700 caballos de fuerza, es capaz de acelerar de 0 a 60 en apenas 2.7 segundos, con una velocidad máxima de 212 mph (340 kmh).

En este video no solo podremos observar la velocidad, sino detalles tradicionales que suelen pasar desapercibidos como la ignición del lado izquierdo, clásica de Porsche, y por supuesto, apreciaremos el sonido y el empuje de cada uno de los caballos puestos en el piso.

Disfrútalo: