Toyota Prius, la evolución de su rendimiento en mpg tras 20 años de vida

7

En 1993 se presentó un vehículo que fue catalogado como el “del próximo siglo” y aunque su lanzamiento debió esperar unos años, y su estética cambió bastante, este fue el primer esbozo de lo que hoy conocemos.

Desde entonces el proyecto Toyota Prius hablaba de la posibilidad de recuperar la energía, el principio básico de los autos híbridos, y se prometía un rendimiento de casi 73 mpg.

Para 1997 se lanzó la primera generación de este híbrido, misma que se mantendría hasta 2003, en ella pudimos ver un rendimiento de hasta 66 millas por galón en las pruebas que se realizaron en Japón, aunque en el mundo real, las pruebas en nuestro país, alcanzó 47 mpg en ciudad y 38 en carretera.

La segunda generación de Toyota Prius lanzada en 2003 sufrió un rediseño total y en ella se prometía un rendimiento de 83.5 mpg, aunque en realidad éste fue de 52 en ciudad y 45 mpg en la carretera.

Aquí vale la pena aclarara que las pruebas de economía japonesas se dan en el llamado “ciclo” que solo simula las condiciones de tránsito y por ello el vehículo está detenido un largo tiempo como si estuviera en un congestionamiento, lo que hace que a diferencia de un auto convencional, un híbrido no gaste combustible fósil en esos periodos.

La tercera generación abarcó los años comprendidos entre 2009 y 2015 y se convirtió en el líder mundial de rendimiento en las pruebas de ciclo japonés con 89.3 millas por galón. En el terreno alcanzó una economía de combustible de 50 mpg combinadas (51 para ciudad y 48 en carretera).

Finalmente, en 2016 se lanzó la más reciente generación que lleva como meta alcanzar las 95 mpg, aunque el más reciente modelo presenta un rendimiento de 54 en ciudad y 50 en las carreteras, lo que representa una evolución de 7 millas en ciudad y 12 en autopistas, lo que sin duda es positivo.