Xolos ganó pero se relajó y Toluca buscará cerrar en casa una serie abierta

11

Una maldad en tiempo de compensación dejó vivo al Diablo tras sufrir un infierno en el Estadio Caliente.

El Tijuana le pegaba 2-0 al Toluca, líder del Clausura 2018, con doblete de Juan Manuel Lucero (27′ y 50′), en la Ida de semifinales, pero el conjunto escarlata alcanzó a rescatar un tanto de visitante al 93′, marcado por Fernando Uribe.

Apenas al 13‘, Juan Carlos Valenzuela reventó el travesaño con un cabezazo, antes de echar por encima el balón en el contrarremate. Poco después, Miller Bolaños tuvo par de opciones claras que los centrales Santiago García y Osvaldo González taparon, pero ya había dudas en la zaga y los Diablos Rojos batallaban para recuperar el esférico.

Por eso, al 27′, Luis Mendoza pegó la carrera como si estuviera en el galgódromo que está en el casino a un lado del Estadio Caliente, hizo pared con Bolaños pero el balón le quedó a Lucero, que lo pateó de primera intención para dejar sin opciones a Alfredo Talavera.

Ahí el Diablo mostró dudas y los centrales García y González sufrieron con Gustavo Bou y Lucero.

Para el complemento, Xolos volvió a morder, pues “La Pantera” le ganó tras un despeje el balón a García, antes de ponerle el balón a Lucero para que hiciera el segundo al 50′, con disparo cruzado.

El Tijuana frenó al Toluca, en una cancha donde suma 6 derrotas, por 3 empates y apenas un triunfo, tras 10 cotejos, incluyendo el duelo de anoche.

Todo pudo cambiar si, al 3′, un remate cruzado de Ángel Reyna no hubiera pegado en el poste, en una jugada a balón parado.

Por eso la desesperación de Rubens Sambueza, que reclamó todo lo que pudo, y que estuvo cerca de ser expulsado, con una doble amarilla que no vio al tirarse un clavado.

Tras fallar al menos dos ocasiones de gol, Uribe remató a segundo poste un centro que peinó Barrientos, para darle oxígeno al Diablo, que necesita ganar 1-0 el domingo en el Nemesio Diez,para meterse a la Final.

Por su parte, Xolos requiere empatar para erigirse como caballo negro en esta Liguilla.