Incertidumbre sobre visas para trabajos cualificados o inversionistas también afecta a México

11

El actual clima político en torno al tema migratorio en Estados Unidos está causando incertidumbre sobre el futuro de las visas para trabajadores altamente calificados e inversionistas en México, ya sea las visas H1-B, las de inversionistas (E-2 y EB-5) y las que se otorgan para ciudadanos que participan en el Tratado de Libre Comercio, las visas TN.

Un análisis de Elizabeth Salamanca para la Universidad Rice, estima que al menos dos tipos de visas, las H1-B y las TN probablemente enfrentarán procesos más engorrosos en el futuro, incluso eliminación, en el caso de la visa relacionada al tratado (NAFTA o TLC). 

La estudiosa cree, sin embargo, que las visas para inversionistas, como la E-2 y E-B5)probablemente sobrevivan la influencia de Trump o podrían incluso ser potenciadas.

En México, el debate público se ha centrado en torno al futuro de los indocumentados mexicanos en Estados Unidos y los programas de inmigración familiar, pero un número importante de profesionales mexicanos aún utilizan las visas mencionadas para vivir, trabajar o inmigrar a Estados Unidos, explicó Salamanca.

“Estos programas están principalmente dedicados a atraer migrantes altamente cualificados, como médicos, doctores, científicos y empresarios”, señala la experta. “Incluso este tipo de visas están bajo la mira de quienes buscan restringir los inmigrantes en Estados Unidos”.

Por ejemplo, aunque la mayoría de visas H-1B van a personas de la India y China (50% y 9.7% respectivamente), el 1.3% del programa va a profesionales mexicanos.   Esta visa se otorga a extranjeros con grados universitarios para realizar ciertos trabajos, en muchos casos científicos, ingeniería y otras áreas.

El gobierno de Trump, sin embargo, no ve con los mismos ojos a un trabajador con visa H-1B que a los inversionistas, teóricamente porque los primeros supuestamente ocupan trabajos que podrían ser para estadounidenses, aunque el proceso de las mismas requiere verificar que no haya ciudadanos disponibles para ocupar el empleo.  

Durante su campaña, Trump prometió reducir el número de estas visas H-1B porque alegó que servían para que se quitara trabajos a estadounidenses, sin embargo en verano pasado su gobierno aumentó el límite de visas H-2B que son las destinadas a trabajadores “de temporada” como los que trabajan en su resort de Mar-a-Lago.  Dichas visas son para trabajadores no altamente calificados sino temporales.

El gobierno de Trump ha ordenado una revisión completa del programa de visas H1-B y se anticipan algunos cambios, por ejemplo el requerir grados universitarios más altos como maestrías y no sólo licenciaturas, para poder optar a los puestos de trabajo.

“Es probable que el gobierno de Trump requiera el pago de salarios más elevados a estos trabajadores y dependiendo de su nivel de cualificaciones o que requieran mayor nivel de comprobación sobre la disponibilidad de estadounidenses para hacer los mismos trabajos”, dijo Salamanca. “Si esto ocurre, muchos mexicanos altamente cualificado se verían afectados ya que el programa costaría más a los empleadores de Estados Unidos”. 

México y las visas para inversionistas E-2 y EB-5

A pesar de la imagen de México como país del que viene mucha mano de obra para trabajos de agricultura, obreros y servicios, México es el país de América Latina que recibe la mayor cantidad de visas E-2 para inversionistas en los Estados Unidos, explica Salamanca. También hay mucha demanda en México para las visas EB-5 que requieren inversiones mayores de 500,000 dólares en Estados Unidos, agrega.

Estas visas son para empresarios que invierten un mínimo de dinero en crear una empresa, invierten en un negocio existente o adquieren una franquicia, creando empleos en Estados Unidos.

Según Salamanca, estos tipos de visa no han sido objeto de críticas por parte de Trump, pero es posible que se hagan algunas reformas, como mayor escrutinio de las solicitudes. Hay algunas propuestas para establecer un período máximo de estadía de cinco años en Estados Unidos, una vez se compruebe que la inversión sí está creando empleos en este país.

Finalmente, las visas TN que son para canadienses y mexicanos en empresas relacionadas al tratado de libre comercio están bajo la mira, agregó la estudiosa. “Las conversaciones para la renegociacion del TLC (NAFTA) crean la posibilidad de que esta visa, que es de uso bastante flexible para los países en el tratado, sea muy restringida o eliminada.