Republicanos plantean maniobra para votar solución a soñadores DACA

10

Quince legisladores republicanos usaron el miércoles una maniobra para forzar una votación en el Congreso sobre una serie de medidas migratorias, incluyendo otorgar una solución permanente a “soñadores” (dreamers), jóvenes indocumentados amparados por el programa de Acción Diferida (DACA).

Los legisladores firmaron lo que se conoce como una solicitud de aprobación, una maniobra de procedimiento que puede llevar la legislación a la Cámara si está firmada por la mayoría de sus miembros, independientemente de si se ha aprobado previamente en un comité, como es tradicional.

Caso contrario, una batalla legal sin precedentes se perfila para definir el futuro de la Acción Diferida, que otorga permiso temporal de residencia y trabajo a casi 700 mil jóvenes indocumentados, tras la demanda presentada por siete estados contra el gobierno federal por no haber acabado con el programa.

“El presidente (Donald) Trump nos dio hasta el 5 de marzo para encontrar una solución, y el Congreso falló. Ésta es una oportunidad para hacer nuestro trabajo y cumplir con nuestro cometido”, apuntó en rueda de prensa frente al Capitolio Jeff Denham, representante republicano por California y principal impulsor de la medida.

Para que esta petición sea efectiva necesita contar con el respaldo de 219 legisladores, lo que significa que no sólo necesitarán el apoyo de todos los demócratas, cuyo respaldo dan por descontado, sino también el de un total de 26 republicanos.

En ese contexto, Denham aseguró que están trabajando para obtener el consenso de la manera “más rápida posible” y se mostró convencido de que lo conseguirán próximamente.

El esfuerzo es encabezado por Denham y dos de sus colegas republicanos moderados -Will Hurd, de Texas, y Carlos Curbelo, de Florida-, aunque en las primeras horas ya han conseguido reunir el apoyo de quince legisladores.

La medida es inusual para los miembros del partido que ostentan la mayoría en la Cámara Baja y supone una crítica a su presidente, Paul Ryan, quien se ha negado a convocar voto alguno sobre el asunto.

En 28 años nunca había firmado una petición de este tipo cuando la mayoría de la Cámara ha sido republicana, pero en este caso pienso que los ‘soñadores’ necesitan una solución a su situación”, dijo en la conferencia Ileana Ros-Lehtinen, congresista por Florida.

La propuesta legislativa que sume más votos será la que se dirigirá posteriormente al Senado para ser sometida a sufragio, paso previo para que pueda llegar a la firma presidencial.

Precisamente la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, reiteró ayer que Trump sólo sancionará una ley que incluya sus “cuatro pilares”. A saber: fondos para el muro con México, una solución para DACA, la eliminación de la “loteria de visados” que beneficia a países con bajas tasas de migración a EEUU y el fin del actual sistema de reagrupación familiar, conocido por sus detractores como “migración en cadena”.

Trump anunció que DACA debía expirar el 5 de marzo, pero el programa no llegó a concluir porque dos jueces, uno de Nueva York y otro de California, obligaron al gobierno a mantener vivo el programa, aunque establecieron que sólo podrían renovar su permiso aquellos inmigrantes que ya se hubieran beneficiado anteriormente.

Sin embargo, a finales del mes pasado, un juez de Washington D.C. determinó que el gobierno de Trump debe aceptar nuevas solicitudes de DACA, aunque dio un plazo de 90 días para justificar por qué lo eliminó. Concluido ese plazo le obligará a aceptar nuevas peticiones.