Cómo hacer la hamburguesa perfecta

Hacer algo tan sencillo como puede parecer una hamburguesa tiene su truco, como todo en esta vida. No es lo mismo comerse una hamburguesa que una HAMBURGUESA, y la diferencia está en los pequeños detalles.

Los expertos de Tommy Mel’s nos han dado las claves para conseguir la hamburguesa perfecta, y nosotras os queremos transmitir esta sabiduría infinita para que la pongáis en práctica en casa.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el pan, porque no vale cualquiera. Elige un pan brioche que es más jugoso porque tiene mantequilla (el toque healthy lo llevan los ingredientes) No lo tuestes completo, tiene que estar blandito y suave, con la miga un poco crujiente.

Una vez tenemos la base (el pan), hay que ir a por la carne. Está de más decir que debe ser una carne de calidad, por ejemplo la carne Angus, muy parecida al Kobe, que tiene un sabor más intenso. A la hora de cocinar la hamburguesa perfecta siempre se aconseja que la carne esté al punto, es la mejor manera de disfrutar de todos los sabores.

Ahora vamos con los vegetales. La lechuga la más fresca que encuentres, y si es batavia, mejor. Este tipo de lechuga es más suave y fresca, lo que hace que maride bien con todos los ingredientes. Si le quieres poner cebolla, porque para gustos los colores, elige la cebolla roja que tiene mucho sabor.

El queso, ¡imprescindible!, el que más te guste. Un truco de experto, para que quede bien derretido colócalo en la plancha encima de la carne. Tu hamburguesa tendrá más aroma y sabor.

Una vez tengas los ingredientes básicos, es el momento de montarla. Este es uno de esos casos en los que el orden de los factores sí afecta al producto, por lo que atenta a este paso. Para que la hamburguesa tenga consistencia hay que poner la salsa en la base del pan, eso hará que la lechuga no se mueva y a la hora de comerla no se deshaga.

Después de la lechuga, la cebolla, y encima la carne con el queso hacia arriba. Y a partir de ahora empieza el estilo libre. Todos los toppings que queramos añadir siempre encima de la carne: bacon, cebolla caramelizada, foie…

La presentación es importante, para que algo sea apetitoso te tiene que entrar por los ojos, por eso los productos deben ser frescos y tienen que estar bien colocados.

Hacer una hamburguesa es todo un arte, supongo que mientras babeabas frente a la pantalla has estado tomando nota de todas las recomendaciones, ¡ya tienes la clave de la hamburguesa perfecta!