CDC advierte: No coman ningún tipo de lechuga romana

Funcionarios de salud pública piden a los consumidores que eviten todo tipo de lechuga romana debido a un brote de E. coli relacionado con el vegetal que se ha extendido a al menos 16 estados y ha enfermado al menos a 60 personas, incluidos ocho reclusos en una prisión de Alaska, informa WP .

Los Centros para el Control y la Prevencion de Enfermedades dijeron el viernes que la nueva información sobre las enfermedades en Alaska los llevó a ampliar la advertencia más allá de la lechuga romana picada para incluir cualquier tipo de lechuga romana, incluyendo cabezas enteras y corazones de romana.

Los reclusos que se enfermaron en el Centro Correccional de la Montaña Anvil en Nome comieron lechuga de cabezas enteras cultivadas en Yuma, Arizona, dijo el CDC.

Aunque la fuente exacta de la lechuga contaminada no ha sido identificada, los funcionarios federales han dicho que la información indica que la lechuga contaminada se cultivó en esa esquina suroeste de Arizona. De los que se han enfermado, al menos 31 personas han sido hospitalizadas, incluidas cinco que desarrollaron un tipo de insuficiencia renal potencialmente mortal conocida como síndrome urémico hemolítico. No se han reportado muertes.

Ningún productor, proveedor, distribuidor o marca común ha sido identificado. Los síntomas de infección incluyen calambres estomacales, diarrea (a menudo con sangre) y vómitos. Ocasionalmente, pueden ocurrir complicaciones más serias, incluida la insuficiencia renal.

A menos que sepan de dónde viene la lechuga, los consumidores de cualquier lugar de los Estados Unidos que compren comida romana en el hogar, incluidas ensaladas y mezclas de ensalada que contengan esa lechuga, deberían desecharla de inmediato, dijeron funcionarios de salud federales, incluso si ya habían sido comido sin efectos nocivos.

Las autoridades también dijeron que los consumidores deberían tirar cualquier lechuga si no están seguros de qué tipo es. Los consumidores tampoco deben comprar o comer lechuga romana en una tienda de comestibles o restaurante a menos que puedan confirmar que no es del área de Yuma.

La bacteria del E.Coli

La Escherichia colimás conocida como E.Coli, es una bacteria que se puede encontrar en algunos alimentos y que se instala en el tracto intestinal de la persona y puede enfermarla gravemente.

Los síntomas de esta bacteria pueden ser dolores muy fuertes de estómago, diarrea (con sangre) y vómitos. A veces, también puede causar fiebre.

Estos síntomas pueden aparecer dos, tres o hasta diez días después de consumir el alimento contaminado. El CDC recomienda acudir inmediatamente a un médico si padece alguno de estos síntomas.