Si has comprado lechuga romana en bolsa estos días, tírala inmediatamente

15

El nuevo informe para el consumidor emitido por el CDC (Centro para la prevención y control de enfermedades) aconseja evitar consumir lechuga romana (romaine, en inglés) procedente de Yuma, Arizona, en los próximos días. Esto se debe al brote de E. Coli que fue detectado en este tipo de alimento y que ha afectado ya a 35 personas, de las cuales 22 se encuentran en estado grave.

Además, el CDC dice que, si has comprado lechuga romana en bolsa, troceada, (incluidas ensaladas y mezclas de vegetales que la contengan), debes tirarla inmediatamente.

Pero la unión de consumidores Consumer Reports va más allá y aconseja que no se coma ninguna lechuga romana, en cualquier formato.

El brote proviene de una plantación en Arizona, aunque todavía no se ha identificado un distribuidor o marca concreta. Por eso Consumer Reports recomienda evitar el consumo de cualquier tipo de lechuga romana. El aviso afecta ya a 11 estados (Pensilvania, Idaho, Nueva Jersey, Connecticut, Nueva York, OhioVirginia, Washington, Missouri, Michigan e Illinois).

Se pide a los restaurantes y minoristas preguntar a sus proveedores sobre la fuente de la lechuga romana que ofrecen a los consumidores, y descartar aquélla que venga de Yuma.

Es la segunda vez que ocurre un aviso de este tipo este año. Expertos aseguran que es posible que se den más casos en los próximos días y se recomienda extremar la precaución.

Una compañía de Pensilvania, Fresh food Manufacting, anunció el sábado un retiro voluntariode 8,757 libras de productos de ensalada al por menor. Aunque ninguno de los casos confirmados de E. coli ha sido vinculado con Fresh Foods, la compañía está preocupada de que su proveedor de comida romana haya estado involucrado en el brote.

La bacteria del E.Coli

La Escherichia colimás conocida como E.Coli, es una bacteria que se puede encontrar en algunos alimentos y que se instala en el tracto intestinal de la persona y puede enfermarla gravemente.

Los síntomas de esta bacteria pueden ser dolores muy fuertes de estómago, diarrea (con sangre) y vómitos. A veces, también puede causar fiebre.

Estos síntomas pueden aparecer dos, tres o hasta diez días después de consumir el alimento contaminado. El CDC recomienda acudir inmediantamente a un médico si padece alguno de estos síntomas.