Indocumentado engañó al gobierno durante 37 años y recibió miles de dólares en beneficios

Fue descubierto por una simple pista

Un increíble caso de estafa se conoció luego que un inmigrante indocumentado reconociera un fraude que le generó cerca de medio millón de dólares a cuestas del gobierno de EE. UU..

Andrés Avelino Anduaga de 66 años, oriundo de Tijuana confesó haber robado la identidad de un ciudadano estadounidense, y en el transcurso de 37 años se embolsó cientos de miles de dólares en beneficios del gobierno.

El indocumentado se declaró culpable este jueves en la corte federal de San Diego confesando que asumió la identidad falsa de Abraham Riojos, un residente de Texas luego de que obtuvo un certificado de nacimiento fraudulento en 1980.

Con esos documentos solicitó exitosamente una licencia de conducir de California un número de seguro social y el pasaporte estadounidense.

Según las investigaciones de la fiscalía entre 1989 a 2016, Anduaga recibió alrededor de $361,000 dólares en beneficios que incluyeron Medi-Cal, cupones de alimentos y beneficios de Seguridad de Ingreso Suplementario.

La identidad falsa también permitió a Anduaga, a pesar de ser indocumentado, entrar y salir constantemente de México a Estados Unidos con todos los privilegios de un ciudadano estadounidense.

La investigación comenzó en 2014 cuando una correspondencia llegó a un buzón equivocado, lo que inició una investigación en la oficina de correos y de ahí llego a la mano de las autoridades.

Fue así como los investigadores lograron localizar al verdadero Abraham Riojos, que ahora reside en Florida, quien dijo que no tenía indicios de que su identidad hubiera sido engañosamente utilizada durante tanto tiempo.

Ahora el gobierno exige que el mexicano pague la cantidad total de fondos del gobierno que recibió fraudulentamente, además de pasar 12 años tras las rejas. 

Su sentencia está programada para el próximo 29 de mayo.