Chevy Tahoe, un buen caballo de batalla.

Por: Roger Rivero.

El Chevrolet Tahoe posiblemente repruebe la asignatura de aerodinámica. Visto objetivamente, no es un SUV que resalte por su diseño, pero a la vez, es atractivo desde el primer encuentro. Paradojas de la vida conseguidas mediante claves de diseño muy bien logradas que no dejan duda para quien le contemple: Este, es un SUV sólido y musculoso.

Para enseñar musculo precisamente, en el 2018 Chevrolet a decidido dotarle de un nuevo paquete de rendimiento llamado RST. Una adición que pretende adentrar al Tahoe en el peligroso territorio de la alocada carrera de los caballos de fuerza, uno de los pocos terrenos donde su rival Fiat Chrysler les aventaja.

El paquete RST dota a la Tahoe de un potente motor de 6.2 litros en V8 que produce 420 caballos de fuerza. Le acompañan una transmisión de 10 velocidades Hydra-Matic, grandes frenos Brembo y control magnético para la suspensión, una tecnología que usa partículas magnetizadas de fluido que permite a los amortiguadores realizar su trabajo con más eficiencia, lográndose así un paseo de excelente comodidad.

Cuando la mayoría de los SUV medianos y pequeños se han cambiado a la construcción de carrocerías más parecidas a la de un automóvil en busca de una mejor calidad de conducción, experiencia de manejo y eficiencia, hay otros que permanecen apegados a la construcción sobre bastidores de camionetas. El Chevrolet Tahoe es uno de ellos, y demuestra algunas de las fortalezas de este enfoque, que también tiene sus carencias.

Por el lado positivo, el Tahoe cuenta con una poderosa capacidad de remolque – hasta 8,600 libras – para tirar de botes o casas rodantes de recreo. También hay mucho poder. Un V8 de 355 caballos de fuerza es estándar, y el V8 de 420 caballos del que comentamos antes se ofrece como opción. La cabina viene muy bien equipada y es de fácil acceso a pesar del tamaño de este SUV. Esta es otra de las fortalezas de Tahoe. Como la mayoría de los productos del fabricante, el 2018 Tahoe enseña un paseo muy silencioso y cómodo sobre todo para los pasajeros de las dos primeras filas de asientos.  En este epígrafe, no sería exagerado compararlo con un auto de lujo.

Sin embargo, y a pesar de su tamaño el espacio de carga está muy comprometido, debilidad que no comparten la mayoría de los SUV con carrocerías de camioneta.  Afortunadamente una nueva particularidad es el plegado eléctrico de los asientos para poder hacer un piso de carga plana.

Por otra parte, los esfuerzos de Chevrolet para mejorar la eficiencia de la Tahoe también complican su utilidad fuera de la carretera. Le han dotado de un supresor de aire frontal que es muy bajo y limita la distancia del suelo provocando que los que intenten buscar una experiencia fuera de la carretera, les recomendaría optar por el paquete Z71 de Tahoe, que dota al SUV de mejores características para lidiar con aventuras off-road.

Varias funciones avanzadas de prevención de colisión son estándar en los modelos Tahoe LT y Premier, y opcionales para LS. Incluyen el frenado automático de emergencia, control de carril activo y luces altas automáticas. Además de las alertas audibles, el conductor siente una vibración desde el asiento cuando se emite una advertencia. Esta alerta sorprende las primeras veces, pero con los días te adaptas y sin dudas con cada vibración, la atención es otorgada.

Los precios iniciales de la gama Chevy Tahoe 2018 van desde los $ 47,450 para el modelo base LS de tracción trasera hasta los $ 65,130 para los embellecedores Premier de tracción en las cuatro ruedas. La mayoría de los rivales tienen rangos de precios similares. Todos los Tahoe pueden ser dotados con tracción a las cuatro ruedas por unos $ 3,000 dólares adicionales.

El Tahoe LS es el más barato en los $ 47,450, y viene con una pantalla táctil de 8 pulgadas, entrada sin llave, la interfaz de información y entretenimiento MyLink de Chevrolet, Bluetooth, puertos USB, integración de Apple CarPlay y Android Auto, radio satelital, acceso Wi-Fi con OnStar 4G LTE, control de clima automático de tres zonas, tapicería de tela, arranque remoto, cámara retrovisora y sensores de estacionamiento traseros.  Se le puede agregar un paquete de alerta para el conductor por casi $ 700 dólares que agrega advertencia de colisión frontal y de salida del carril, así como la posibilidad de ajustar electrónicamente la altura de los pedales.

El Tahoe LT es el de nivel medio y comienza en $ 52,580 dólares. Agrega tapicería de cuero, asientos delanteros con calefacción, y un sistema de audio premium Bose de nueve bocinas. El modelo LT también incorpora varias características avanzadas de seguridad, que incluyen asistencia de mantenimiento de carril, advertencia de colisión frontal y frenado automático delantero a baja velocidad.

Por unos $ 2,860 se puede agregar un paquete de lujo que incluye asientos con calefaccionados en la segunda fila, una tercera fila de asientos plegables, puerta trasera eléctrica accionada con manos libres, asistente de estacionamiento delantero y trasero, alerta de tráfico cruzado posterior y monitoreo de punto ciego. Hay opciones para agregar navegación, techo solar y un sistema de entretenimiento para el asiento trasero por $ 2,880.

El acabado Premier es el más alto y  comienza en $ 62,130. Por ese precio se obtiene casi todos los lujos y prestaciones de seguridad imaginables.

Para familias grandes con grandes necesidades de transporte como las nuestras, Tahoe es un SUV muy atractivo. Su robusta construcción le ayuda al a manejar todo tipo de castigos, mientras que el interior silencioso y refinado mima a los pasajeros con niveles de comodidad y comodidades de autos casi lujosos. Este a sido por anos uno de los “caballos de batalla” de Chevrolet, y la edición 2018 con el paquete RST es buena garantía de que así seguirá siendo.