El videojuego, asignatura escolar en China

Los videojuegos no sólo están permitidos, sino que son obligatorios en las aulas de una escuela de China donde los alumnos se forman para ser profesionales del deporte electrónico (eSport), un sector en auge.

El deporte electrónico se ha convertido en una disciplina profesional, con jugadores que se disputan sumas de dinero en torneos organizados en salas o estadios.

Millones de personas siguen estas competiciones, también difundidas en internet. Se prevé que en 2018 el sector genere 906 millones de dólares de volumen de negocio a escala mundial (+38,2 % anual), según el gabinete especializado Newzoo y China representa el 18 % del total.

Los alumnos -todos ellos varones- se entrenan en un aula con juegos famosos de tipo arenas de combate (League of Legends) o de disparo en primera persona (PlayerUnknown’s Battlegrounds, Overwatch, Counter Strike).

El profesor Yang Xiao, diplomado en química y exentrenador de un club de eSport, les da consejos. Los estudios duran tres años. Después de un primer año común, con un 50% de práctica y 50% de teoría, los alumnos se separan.

Los mejores reciben formación para convertirse en jugadores profesionales, los otros estudian gestión de eSport: organizador de competiciones, administrador de equipos, decorador de escenarios para torneos, entrenador, promotor de videojuegos.