Frases para decir y no decir a la pareja

‘Gracias por’ son las palabras mágicas con las que ellas pueden abrir el corazón de ellos.

Existen palabras que una mujer o un hombre pueden regalar a su pareja, que resultarán seductoras, agradables e interesantes para su destinatario y tendrán un impacto positivo en la relación, pero también existen algunas perjudiciales para el amor, que es preferible que ninguno de los dos pronuncie, ya que pueden provocar malestar o rechazo.

Ellos a ellas

Más que frases específicas, a las personas en general les afecta todo aquello que ponga en entredicho su dignidad y valía personal, porque se pueda interpretar como un insulto o una ofensa”, señala María Beatriz Pereira Reis, psicóloga de adultos.

Algunas frases que podrían incomodar y generar rechazo en una mujer, según Pereira son: “¿Por qué estás de mal humor?, ¿tienes la menstruación?”, “¡mira cómo vas vestida, provocando a medio mundo y buscando lo que no se te ha perdido!” o “tienes complicado que te renueven el contrato en el trabajo ahora que estás embarazada”.

Algunas frases que resultarían positivas para el otro miembro de una pareja, del sexo que sea, son, según Pereira: “Me ha gustado mucho este gesto/detalle que has tenido conmigo”, “te agradezco que me hayas apoyado en esta situación tan complicada” o “aunque tengo mi punto de vista, entiendo lo que me planteas y valoro tu opinión, por lo que la tomaré en cuenta la próxima vez que estemos en una situación similar”.

“Estas frases tienen un impacto efectivo en una mujer porque evidencian la valoración de los aspectos positivos que posee como persona, así como una conducta de agradecimiento y valoración de la pareja y el empleo de una comunicación basada en el respeto y la consideración”, explica Pereira.

Ellas a ellos

“Cada persona tiene su historia de aprendizaje y experiencias vitales, lo que, sumado a su temperamento y características de personalidad, puede determinar las preferencias respecto a aquello que percibe como agradable o desagradable, pertinente o inoportuno, en las relaciones interpersonales”, señala Óscar Asorey Martínez, psicólogo de adultos de Isep Clínic Reus

“Tú debes saber lo que yo necesito” es otra frase de ella que puede tener un impacto negativo en él, porque puede generar inseguridad, al obligarlo a hacer suposiciones, a intentar acertar o prever qué es lo que puede satisfacer a la mujer, generando en el hombre preocupación por demostrar que tiene un conocimiento exacto sobre las preferencias de la pareja, de acuerdo con Asorey.

Entre las frases que ayudan a mantener y alimentar una relación amorosa, Asorey cita “gracias por…”, ya que agradecer permite valorar lo que nos ofrece el otro y ayuda a que conozca aquello que nos hace sentir bien, y “me encanta que podamos divertirnos juntos”, que refuerza la idea de que aquello que él comparte con ella produce experiencias emocionales agradables.

“Me gusta de ti…” es otra expresión con un impacto positivo, pues pone de relieve aquellos aspectos por los que ella se siente atraída, aquello que valora y que él puede potenciar para mantener viva la relación, dice Asorey.