Trump ofrecerá primer discurso sobre “Estado de la Unión” ante un país cada vez más dividido

Legisladores demócratas han invitado a “Dreamers” a presenciar el discurso ante una sesión conjunta en el Congreso

El presidente Donald Trump ofrecerá el próximo martes su primer discurso sobre el “Estado de la Unión” ante el Congreso, en el que previsiblemente destacará sus logros para “poner a EEUU de primero” y sus prioridades para 2018,  ante un público que incluirá a “Dreamers”  que aguardan una legalización permanente.

Trump ya había ofrecido un discurso ante ambas cámaras del Congreso en febrero de 2017, pocas semanas después de su investidura, pero éste será su primer discurso sobre el “Estado de la Unión” ante una sesión conjunta del Legislativo.

La ley sólo obliga al mandatario a entregar un informe, pero, en lo que ya se ha convertido en una tradición, cada presidente lo presenta en persona ante el Congreso.

Trump ofrecerá su discurso a partir de las nueve de la noche hora local, en unos momentos en que parte de su agenda se encuentra estancada, y el Congreso se encuentra inmerso en agrias disputas sobre la protección de los “Dreamers”.

Trump además afronta una tasa de aprobación del 39%, el nivel de aprobación más bajo de ningún presidente al concluir su primer año de mandato, aunque su base sigue leal a su agenda y lo defiende de críticas y de las investigaciones sobre la injerencia de Rusia en las elecciones.

Su discurso ante el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza) sirve de anticipo de lo que ofrecerá ante el Congreso, enumerando los logros y prioridades de su gobierno en el plano doméstico y en política exterior.

Trump destacó, a veces con exageraciones, logros como la creación de 2,4 millones de empleos desde que fue electo en noviembre de 2016 –que incluye el último trimestre de la Administración Obama-, una polémica reforma tributaria con recortes de impuestos por $1,5 billones, una reducción del desempleo, y los avances en la lucha antiterrorista.

Se prevé que Trump vuelva a insistir en que el Congreso apruebe algunas de sus prioridades o promesas de campaña, que incluyen una legislación para reforzar la seguridad fronteriza, y un plan de poco más de un billón de dólares para la modernización de la infraestructura.

En ese sentido, es más que probable que Trump promoverá el plan migratorio que envió al Congreso para legalizar a 1,8 millones de “Dreamers”, a cambio de un paquete de seguridad fronteriza por $25,000 millones.  El plan ha sido criticado por grupos de todo el espectro político.

Las medidas policiales que ha emprendido su Administración contra la comunidad inmigrante y las “ciudades santuario” desde el año pasado, bajo el lema de seguridad nacional, le han valido acusaciones del movimiento pro-inmigrante de que Trump ha profundizado las divisiones en el país.

“El discurso del presidente Trump debería llamarse “Estado en Desunión” por todo lo que ha hecho su Administración para dividir a los estadounidenses.  No esperamos mucho de este discurso, quizá fanfarronerías y comentarios vacíos de lo grande que han sido sus logros”, dijo a este diario Jorge Mario Cabrera, portavoz del grupo angelino “CHIRLA”.

“Lo que todos sabemos es que los aplausos que acompañarán a las palabras de Trump no acallarán las voces de un pueblo que se organiza, se une, y se prepara a votar” en noviembre próximo, enfatizó.

La Casa Blanca no ha adelantado a la prensa su lista de invitados al discurso, pero varios legisladores demócratas, en particular de California –donde viven 220,000 “Dreamers”, han invitado a varios de ellos al evento, como recordatorio de la tarea pendiente de legalizarlos.

Entre los “Dreamers” invitados por legisladores demócrata de la Cámara Baja al discurso figuran dos “DACAmentadas” de la “California Dream Network”, una red compuesta de jóvenes activistas de “CHIRLA”.

La senadora demócrata por California, Kamala Harris, llevará a Denea Joseph, una “DACAmentada” del grupo “UndocuBlack”, que emigró de Belize a Los Angeles.

“Dreamers como Denea representan lo mejor de lo que somos como nación. Su compromiso con la representación y empoderamiento de comunidades inmigrantes negras genera inspiración. Debemos seguir luchando para darle a ella y centenares de miles de jóvenes como ella, que viven con miedo, la seguridad que necesitan para alcanzar su pleno potencial”, djio Harris.

Un puñado de demócratas en la Cámara de Representantes, algunos de los cuales fueron objeto de críticas o burlas por parte de Trump, han dicho que boicotearán el discurso en señal de protesta.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, dijo hoy que el congresista demócrata por Massachusetts, Joe Kennedy, estará a cargo de dar la réplica de su bancada al discurso de Trump.