Siete eventos que llevaron a una final con Case Keenum y Nick Foles

MINNEAPOLIS, MN - DECEMBER 15: Nick Foles #9 of the Philadelphia Eagles passes the ball while Audie Cole #57 of the Minnesota Vikings applies pressure on December 15, 2013 at Mall of America Field at the Hubert H. Humphrey Metrodome in Minneapolis, Minnesota. (Photo by Adam Bettcher/Getty Images)

¿Qué es más raro que un estadio lleno de aficionados con máscaras de perro? El hecho que el juego al que atenderán, el Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional entre los Minnesota Vikings y los Philadelphia Eagles, será con los mariscales de campo Case Keenum y Nick Foles.

Ninguno de estos dos veteranos inició el año como titular y, sin embargo, son los últimos sobrevivientes en una conferencia que incluye a jugadores como Russell Wilson, Matt Ryan, Drew Brees, Cam Newton, Matthew Stafford y Aaron Rodgers. Es aún más raro el hecho que muchas piezas de dominó tuvieron que acomodarse para que se presentara un juego como este.

Fue una serie de eventos bizarros — y el amor de Pat Shurmur por Sam Bradford– lo que nos trajo a este momento.

1. El intercambio Foles-Bradford

Chip Kelly, quien fuera entrenador en jefe de los Eagles, obtuvo el control sobre el personal en 2015 y decidió que Foles no era la respuesta pese a un primer año con 27 pases de anotación y dos intercepciones. Su coordinador ofensivo, Shurmur, era un aficionado de Bradford por su época juntos en St. Louis. Su punto de vista convenció a Kelly para que ejecutara el canje Foles por Bradford.

2. Keenum y Foles se convierten en compañeros

El mismo día del canje Bradford-Foles en marzo del 2015, los Rams adquirieron a Keenum de los Houston Texans por una selección de séptima ronda (sorprendente, ¿cierto?) Foles ganó la posición en 2015, pero después fue enviado a la banca para Keenum asumiera el cargo. Acabaron con marca de 7-9.

3. Rams, Eagles ascienden en el draft

Insatisfechos con su situación en la posición de mariscal de campo, tanto Rams como Eagles realizaron movimientos para reclutar a Jared Goff y Carson Wentz, respectivamente. Tanto Foles como Bradford se apuraron para solicitar que los liberaran o canjearan. Foles obtuvo su deseo en el verano del 2016, pero Bradford tuvo que esperar un poco más.

4. La lesión de Teddy Bridgewater

El plan era que Wentz aprendiera un año de Bradford, pero obtuvieron una oferta que no pudieron rechazar antes de iniciar la campaña cuando Bridgewater sufrió una grave lesión en la rodilla. Los Vikings, con esperanzas de Super Bowl, necesitaban un mariscal de campo. ¿Su entrenador de alas cerradas en ese momento? Shurmur, quien ahora funge como coordinador ofensivo. El egresado de Oklahoma se reunió con él en Minnesota a cambio de una selección de primera ronda y una condicional de cuarta ronda ocho días antes de iniciar la campaña.

5. Foles se aferra con los Chiefs y después con los Eagles

Se reencontró con el entrenador en jefe que lo reclutó, Andy Reid, después de firmar con los Kansas City Chiefs en agosto del 2016. Doug Pederson, quien era el protegido de Reid, acababa de firmar con los Eagles después de un periodo en Missouri, por lo que la ofensiva en ambos equipos era de las mismas características. El conocimiento que tenía Foles con ese sistema es una de las razones por las que lo firmaron como suplente de Wentz.

6. Keenum se muda a Minnesota

7. Wentz, Bradford se lesionan

Problemas en la rodilla pronto pusieron en el hule a Bradford en 2017. Keenum tuvo 14 juegos como titular en su ausencia, llevándolos a una marca de 13-3. Foles tomó el puesto cuando Wentz se lesionó el ligamento en la Semana 14. A pesar que a ratos ha bajado de nivel, los Eagles han ganado los tres partidos en los que él termina en el campo, incluyendo la victoria 15-10 ante los Atlanta Falcons que preparó la mesa.

Vaya liga.