Aquí que te pasamos las dietas de este año 2018

Bajar de peso y tener una dieta más sana es el propósito de año nuevo compartido por millones de personas, pero saber exactamente el mejor camino para lograrlo no es una tarea fácil. Así que te pasamos las dietas de este año 2018.

La dieta mediterránea se clasificó como la mejor dieta en general. a dieta mediterranea, basada en los patrones nutricionales de países como España e Italia.Su característica principal es el consumo de productos naturales como las frutas, las verduras, los cereales las legumbres, pescados, mariscos y el aceite de oliva. Este tipo de alimentos aportan al organismo ácidos grasos monoinsaturados que ayudar a evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares. Seguirla puede conducir a tener unos niveles de azúcar en sangre más estables, colesterol y triglicéridos más bajos.

La Dieta DASH es el régimen alimentario desarrollado por el US National Institutes of Health para ayudar a las personas con hipertensión. Su nombre es un acrónimo de Dietary Approaches to Stop Hypertension.

Esta dieta propone Propone consumir solo 2.300 miligramos de sodio por día. Está pensada para limitar la ingesta a 2.000 calorías diarias, primando el consumo de frutas, verduras y cereales integrales, carne, pescado y legumbres, pero de forma más restringida. Las grasas saturadas, los azúcares refinados y los carbohidratos están prácticamente prohibidos. La dieta va acompañada de un plan de actividades de ejercicio físico y reduce a la mínima expresión el consumo de alcohol.

Por último, tenemos la dieta Flexitariana, la alimentación flexitariana o semivegetariana consiste en que consigues disfrutar de una vida saludable al aprovechar los beneficios de la dieta vegetariana, pero sin sufrir las carencias que pueden devenir de esta forma de alimentación (falta de proteínas, descenso en la vitamina B12, etc.

Esta dieta se enfoca en el consumo de frutas, vegetales, cereales integrales y proteínas vegetales, que suplan las que aportaría la carne, aunque la dieta también permite el consumo de huevos y lácteos. La carne como tal solo se añade en muy pequeñas cantidades como ingrediente en platos de pasta o ensaladas. Su alimentación está basada en una dieta verde y el consumo de origen animal es ocasional o excepcional. Lo que lo define es la frecuencia en este tipo de ingesta de alimentos.