Mantenimiento de casa en invierno

7

Hoy queremos darle algunas ideas para el mantenimiento de su casa en este invierno. La llegada del frío hace que tengamos que preparar nuestro hogar para combatir las bajas temperaturas de la mejor manera posible. Siempre recurrimos a la calefacción para neutralizar el frío del exterior, pero hay que tomar otras medidas para reducir el consumo de energía.

Limpie los canales de desagüe del techo. Quite hojas, ramas, sedimentos y otros desperdicios acumulados que puedan frenar el desagüe de la nieve derretida. Esto evitará que se represe el agua, se congele y se acumule hielo y nieve en los techos y paredes de la casa.

Poder los árboles cercanos a su casa. Ramas débiles o árboles muy frondosos ceden bajo el peso de la nieve y el hielo y pueden causar daños si estos caen en su techo o sobre su auto, además de la posibilidad de causar daños a personas o transeúntes en su propiedad.

Repare los escalones y pasamanos de escaleras. Evite que las personas resbalen y se caigan hiriéndose seriamente. Las escaleras con escaños rotos y cubiertas con nieve pueden ser muy peligrosas para los transeúntes y su familia.

Revise que las instalaciones de sistemas de calefacción alternativas sean apropiada y segura. Las chimeneas, calentadores a base de leña o de piedras calientes, así como los calentadores portátiles necesitan atención y mantenimiento adecuado. Cerciórese de instalar detectores de monóxido de carbono en varias partes de la casa y que mantiene alejados estos sistemas de calefacción alternativos separados de posibles fuentes de combustible como libros, mobiliario, cortinas, etc. Los conductos de ventilación de las chimeneas deben mantenerse limpios y, para los calefactores eléctricos, es importante revisar los cables en busca de rupturas o rajaduras en el aislante eléctrico que puedan ocasionar cortocircuitos o recalentamiento de los cables.

Limpiar la chimenea es importante mantenerla limpia. a sea a madera o gas, y contratar a un profesional para que la revise periódicamente. Antes de que empiece el frío, comprueba que el respiradero (vent) no esté bloqueado por escombros o por algún nido de animales. Si quemas troncas de madera, es necesaria una limpieza anual para quitar el exceso de creosota (esa sustancia negruzca que se acumula en las paredes de la chimenea). En las chimeneas a gas, hay que comprobar que el ventilador y los quemadores estén funcionando correctamente.