¿Cómo manejar con Nieve o Hielo?

73

Manejar tu auto cuando las calles están cubiertas por nieve y hielo puede ser una tarea estresante. Mientras que algunos vehículos son ideales para la nieve, otros no lo son y requieren preparación y conocimiento para mantenerlos bajo control. No se recomienda conducir durante las advertencias del clima de invierno cuando las carreteras están cubiertas de nieve y están resbaladizas, pero aprender la habilidad para hacerlo es necesario, ya que en ocasiones será inevitable.

Lo primero que debes de hacer es asegurarte que tu automóvil este en buenas condiciones. Asegúrate que tu batería, el sistema de enfriamiento del motor y los limpiaparabrisas estén en perfecto estado. Gastarás menos dinero haciéndole mantenimiento a tu auto de lo que gastarías en remolcarlo y arreglarlo si te falla en una calle oscura y nevada.

Es recomendable practicar en clima invernal, te recomendamos que practiques en un estacionamiento vacío luego de una tormenta con la ayuda de un conductor experimentado. Aprende a frenar de manera segura, practica cómo salir de un resbalón y aprende sobre el comportamiento de tu auto en estas situaciones. Conduce despacio cuando las pistas estén cubiertas de nieve o de hielo debido al invierno.

Conducir a una velocidad mayor a 40 kph (25 mph) requerirá dejar más espacio entre auto y auto. Es recomendable dejar un espacio del largo de 2 a 3 carros entre tu auto y el que está delante de ti.  Si sigues este consejo de mantener tu distancia correctamente, podrás detener tu auto con espacio de sobra en vez de tener que pisar los frenos a fondo y así evitar que tu auto resbale hacia los autos que estén adelante.

Si la parte delantera del automóvil empieza a deslizarse, saca tu pie del acelerador. Mientras estés deslizándote, no frenes. Voltea el volante en la dirección que quieres que tu auto voltee. Si manejas un automóvil de transmisión mecánica, mueve el cambio a neutro. Si el auto no dobla, o hace las curvas muy amplias, soltar el acelerador puede ayudar. Si esto no es eficiente, utiliza los frenos muy suavemente y haz la curva un poco más cerrada. Entrar en pánico y afrontar la curva agresivamente sólo hará que pierdas control sobre el auto.

Guarda siempre una pala en la cajuela. Los autos siempre se atascan en la nieve en especial en los estacionamientos y en la entrada de la casa. Así que, si te atascas, saca la pala y quita la nieve de la parte delantera de las llantas. Sólo así tu auto podrá desplazarse hacia delante o hacia atrás. Lo mismo va para el hielo.

Almacena un kit de seguridad de invierno en tu vehículo. Asegúrate de que el kit incluya arena para la tracción, una manta de lana y alimentos de emergencia. Usa siempre una gorra, guantes y botas o guárdalos en tu automóvil.