Tecnologías que bloquean el sonido de los ronquidos

Intentar conciliar el sueño mientras tu pareja ronca a todo volumen se ha convertido en la peor pesadilla de muchas personas en todo el mundo. Mientras uno duerme plácidamente, emitiendo unos bramidos nasales que hacen temblar la casa entera, el que está al otro lado de la cama se pelea con el ruido a base de golpes o codazos poco efectivos, sin lograr invocar a Morfeo. Algunos empresarios se dieron cuenta del problema y han elaborado una serie de dispositivos basados en la llamada “tecnología de cancelación de ruido

1. Audífonos inalámbricos

El sueño nunca sonó tan bien”, asegura la empresa multimedia Bose en el eslogan publicitario de su última gran novedad, los Sleepbuds. Se trata de unos audífonos inalámbricos que cuestan US$175 y que puso a la venta a través de la plataforma de financiación colectiva Indiegogo. La empresa creará más unidades en febrero del próximo año.

2. Auriculares de cinta

i te resultan incómodos los audífonos tradicionales, puedes probar los auriculares de cinta.El producto se llama SleepPhones y fue diseñado por una médico de familia, Wei-Shin Lai, que decidió inventar una solución a los ronquidos de su marido.Consisten en una banda de forro polar para la cabeza que lleva integrados unos audífonos ultrafinos.Su precio mínimo es de unos US$40 y se venden por internet.

3. Tapones inteligentes

Si prefieres una opción más sencilla y no necesitas música para dormir, puedes optar por los tapones inteligentes QuietOn, que cancelan los sonidos de baja frecuencia. No cuentan con conexión a Bluetooth ni son compatibles para escuchar música, pero tampoco requieren cables ni usan botones.

4. Parches inteligentes

Por último,  puedes usar una solución que no requiere de dispositivos para el oído: los parches inteligente. Tienen forma de letra “v” invertida y dos extremos que se fijan a los costados de la nariz. El aparato funciona creando una especie de “burbuja de silencio” alrededor de la persona que lo lleva puesto que detecta las ondas sonoras. Su coste: unos US$100