“Terrible y abominable”: las críticas de la alcaldesa de San Juan a Donald Trump por su visita a Puerto Rico y el lanzamiento de papel a los afectados por el huracán María

14

“Esto va de salvar vidas, no de política”. Eso fue lo que le dijo la alcaldesa de San Juan, Yulin Cruz, a Donald Trump cuando se encontraron y estrecharon las manos en la visita del presidente a Puerto Rico. Él no respondió.

Trump visitó el martes la isla tras el paso del huracán María, una estancia relámpago no exenta de polémica.

El comportamiento del presidente durante su viaje a las zonas afectadas indignó a Cruz, que ya había lanzado fuertes críticas por lo que considera desatención de las autoridades federales a los afectados del huracán en la isla.

La alcaldesa enfureció tras ver algunas de las imágenes protagonizadas por el presidente estadounidense en Puerto Rico.

Lo que más enojó a Cruz fue que Trump lanzara paquetes de papel con pose de baloncestista a la a la multitud.

Una escena “terrible y abominable” para ella, según dijo este miércoles en una entrevista. Todo dejó, a sus ojos, un balance “insultante”.

El presidente Trump pasó este martes cinco horas en San Juan, la capital puertorriqueña, dos semanas después de que el huracán golpeara la isla y tras numerosas quejas por lo que muchos interpretan como lentitud del gobierno estadounidense en dar respuesta a la emergencia.

Yulin Cruz es una de quienes que más protestó.

Trump, por contra, se mostró muy satisfecho, como reflejó en Twitter tras un “gran día” en Puerto Rico.

Más de un 90% de la isla sigue sin electricidad y en los lugares más apartados la población continúa sin comida, agua, ni servicios médicos esenciales.

En su viaje televisado a la isla, Trump comparó lo que ahora afronta Puerto Rico con la devastación del huracán Katrina en Nueva Orleans en 2005, lo que tampoco sentó bien a muchos puertorriqueños.

Comparación con el Katrina

“Toda muerte es un horror”, dijo, pero animó a recordar los “cientos, cientos y cientos” de personas que murieron en “una verdadera catástrofe” como el Katrina.

Trump le preguntó al gobernador de la isla, Ricardo Roselló, cuánta personas habían muerto por el paso del huracán María. “16 muertes confirmadas, frente a miles”, cuantificó el presidente sin esperar la respuesta de Roselló.

Se estima que en el Katrina perdieron la vida 1.883 personas.

El gobernador Roselló aclaró más tarde que el balance de víctimas mortales de María es de 34 hasta el momento.

Trump también subrayó el impacto de la atención de la emergencia en las arcas federales, que ya sufrían un déficit de US$72.000 millones.

Dijo a los puertorriqueños que “habéis dejado nuestro presupuesto un poco desfasado… pero no hay problema”.

 

BBC