15 alimentos secretos para perder peso

10

RÁBANO PICANTE

Efecto secreto: puede que te llene los ojos de lágrimas, pero su ingrediente picante, que procede de la misma familia que el wasabi, puede ayudarte a disolver la grasa del interior de las células. Y un estudio de la Universidad de Copenhaghe (Dinamarca) constató que además también evita los accesos de hambre según avanza el día.

Úsalo así: En salsa. Puede ser un original ingrediente para un bocadillo o acompañar, incluso, un plato de pescado.

POMELO

Efecto secreto: Come pomelo a diario, como parte de un programa de adelgazamiento de 12 semanas, y perderás más de 1,4 kg, según un estudio realizado en la Scripps Clinic de San Diego (EE.UU.). “Las propiedades químicas de esta fruta, cargada de vitamina C, provocan una reducción de los niveles de insulina, lo que facilita la pérdida de peso”, indica el doctor Ken Fujioka, director de la investigación.

Úsalo así: Trocéalo e incorpóralo a un curry de gambas o mezcla el zumo del pomelo con aceite de oliva, cilantro y pimienta y usa la mezcla como un sano adobo para marinar la lubina.

JUDÍAS

Efecto secreto: Están cargadas de fibra y te ayudan a sentirte lleno, porque duplican los niveles de colecistoquinina, hormona que actúa como regulador natural del apetito reduciendo el ritmo de vaciado del estómago.

Úsalas así: Prueba a usar las judías estofadas, con un pellizco de pimentón, como guarnición de las salchichas acompañadas de puré de patata o quítale el punto grasiento al chorizo de la fabada usando alubias blancas.

ESPINACAS

Efecto secreto: Estas hojas te ayudan a recortar calorías, al incorporar proteínas supresoras del apetito. Un grupo de investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) demostró que estas proteínas, conocidas como tilacoides, contribuyen a reducir el nivel de hormonas del hambre en el cuerpo tras una comida.

Úsalas así: Mete unas cuantas hojas en ese bocadillo de huevo y beicon o sírvelas en comidas más ligeras para evitar que te entren ganas de picar pasadas unas horas

LECHE DE COCO

Efecto secreto: La leche de coco contiene grasas que son esenciales para el metabolismo. En una investigación publicada en el International Journal of Obesity se observó que, tras una sola comida, podían llegar a aumentar el índice metabólico hasta en un 5%.

Úsala así: Mezcla una lata de leche de coco con pimienta de cayena y obtendrás un adelgazante y sabroso adobo para marinar.

CÚRCUMA

Efecto secreto: La curcumina, ingrediente activo de este componente básico de la dieta india, ayuda a quemar grasas y facilita la digestión descomponiendo los alimentos con alto contenido proteínico. En una investigación publicada en The Journal of Nutrition también se observó que inhibe el crecimiento del tejido graso.

Úsala así: Además de para condimentar exóticos platos, puedes usar la cúrcuma para sazonar unas costilla de cordero. O mezclarla con yogur desnatado, jengibre, ajo y comino par obtener un sabroso dip que animará tu próxima cena.

PIMIENTA NEGRA

Efecto secreto: Además de aliviar el ardor de estómago y la indigestión, la pimienta combate la grasa, según un estudio publicado en la revista Nutrition Today. Contiene un principio activo, la piperina, que pone el sistema nervioso en alerta, potenciando el proceso metabólico del cuerpo y provocando una mayor combustión de calorías.

Úsala así: Anima la masa de los brownies de chocolate con un par de pases de molinillo.

PIÑA

Efecto secreto: Este quemagrasas tropical es una fuente de bromelaína, que descompone las proteínas y aumenta el ritmo metabólico del cuerpo.

Úsala así: Convierte un sándwich de pollo con mayonesa en un remedio antigrasas añadiéndole simplemente una rodaja de piña y unos chiles jalapeños. En un ensayo realizado en la Universidad de Laval (Canadá), los hombres que comían jalapeños quemaban 1.000 calorías más al día que los que no lo hacían.

TOMATES

Efecto secreto: Los tomates contienen vitamina C y ácidos citrimálico y oxálico, que facilitan los procesos metabólicos. También ayudan a los riñones a filtrar grandes cantidades de depósitos grasos.

Úsalos así: Planta cara a la grasa de platos como el curry de cordero añadiendo unos tomates troceados.

PIMIENTA DE CAYENA

Efecto secreto: Espolvoreando la comida con esta pólvora combatirás el apetito y activarás el metabolismo un 20%, según un estudio de la Oxford Brookes University (Reino Unido).

Úsala así: Dale un poquito de fuego a tu vientre usándola para sazonar bombas calóricas como las pringosas alitas de pollo o frituras varias.

RALLADURA DE LIMÓN

Efecto secreto: La pectina que se encuentra en la piel de limón es una estupenda fuente de fibra que te ayuda a perder peso al convertirse en un gel pegajoso cuando la digieres, lo que evita que el estómago absorba el azúcar demasiado rápido. En el Journal of the American College of Nutrition se informa de que también puede eliminar las ansias de picar durante un máximo de cuatro horas.

Úsala así: Añade ralladura de limón al adobo de aceite, tomillo y mostaza que uses para marinar las costillas o incorpórala a los dulces.

APIO

Efecto secreto: Este maravilloso tallo hipocalórico tiene mucha fibra, lo que combate las ansias de picar entre comidas. También contiene calcio, que ayuda a concentrar las grasas residuales y a expulsarlas del cuerpo. No se puede pedir más.

Úsalo así: Añade un puñado de tallos de apio salteados con un chorro de sidra de calidad para quitarle calorías al pollo asado. Otra opción es comérselo crudo con una guarnición de tomate picado, tabasco y vodka.

MOSTAZA

Efecto secreto: Añade 20 g a cualquier comida y, un par de horas más tarde, tu consumo de grasas habrá aumentado en un 20%. Esto se debe a los isotiocianatos, una sustancia hallada en la mostaza que dilata los vasos sanguíneos y aumenta los niveles de efedrina, hormona responsable de la combustión de grasas.

Úsala así: Empléala en los bocadillos calientes y acompañando cualquier carne.

VINAGRE

Efecto secreto: El vinagre te ayuda a controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre y de insulina tras una comida, reduciendo el ritmo de vaciado del estómago. En un estudio llevado a cabo en la Universidad de Lund (Suecia) se les dio a los sujetos vinagre diluido con el desayuno y se observó que ese amargo elixir rebajaba su apetito y sus niveles de glucosa e insulina en un 25%.

Úsalo así: Echa un par de cucharadas de vinagre de vino tinto en el estofado de ternera para que la carne te quede más tierna o echa un chorrito de balsámico en el arroz para que éste quede menos pegajoso.

CANELA

Efecto secreto: Esta especia generalmente llega a tu estómago en algún pastelito, pero debería usarse mucho más a menudo. En una investigación del Departamento de Agricultura de EE.UU. se determinó que consumiendo un cuarto de cucharadita al día durante seis semanas se reduce significativamente el azúcar en sangre y el colesterol malo. También se aumenta la capacidad de metabolizar azúcar.

Úsala así: En lugar del azúcar del capuccino, o para sazonar el asado del domingo, para quitarle calorías a la ternera.

 

Men’s Health