La “pelea del siglo”: la espectacular victoria de Floyd Mayweather Jr. sobre Conor McGregor en 10 rounds

Floyd Mayweather Jr. tuvo rival para un rato, pero derrotó por nocaut técnico a Conor McGregor en un combate que los publicistas llegaron a llamar “pelea del siglo”.

La gran expectativa por el encuentro a 12 rounds en Las Vegas, EE.UU., dio algunos momentos emocionantes, pero la lógica se impuso y el boxeador profesional estadounidense derrotó al campeón de artes marciales irlandés sin contratiempos.

En los primeros dos asaltos, McGregor tomó la iniciativa y lanzó más golpes hacia su rival, mientras que Mayweather Jr., con toda su experiencia, se mostraba calculador, con la defensa arriba y golpes esporádicos.

El luchador de artes marciales mixtas hizo algunos intentos de conectar de manera poco ortodoxa para el boxeo, como cuando golpeaba con el antebrazo la nuca del estadounidense.

Aún así, su técnica le permitió acertar varias veces en el rostro de Mayweather Jr..

En los primeros dos asaltos, McGregor tomó la iniciativa y lanzó más golpes hacia su rival, mientras que Mayweather Jr., con toda su experiencia, se mostraba calculador, con la defensa arriba y golpes esporádicos.

El luchador de artes marciales mixtas hizo algunos intentos de conectar de manera poco ortodoxa para el boxeo, como cuando golpeaba con el antebrazo la nuca del estadounidense.

Aún así, su técnica le permitió acertar varias veces en el rostro de Mayweather Jr..

Con todo y su juventud, McGregor, de 29 años, no podía responder a la ráfaga deMayweather Jr., de 40.

Algunos analistas habían dicho que el luchador de artes marciales no pasaría de la mitad de los 12 rounds, pero McGregor seguía de pie hasta el noveno, ya solo esquivando golpes y caminando en el cuadrilátero.

El inevitable final llegó al décimo asalto, cuando Mayweather Jr. hizo lo necesario para que el réferi detuviera la pelea ante la inexistente respuesta de McGregor.

Con el nocaut técnico decretado, la llamada “pelea del siglo” ya era historia.

Aunque cuestionado por esta inusual pelea, Mayweather Jr. mantuvo su invicto como profesional en su regreso a los cuadriláteros tras haberse retirado, con una marca de 50 victorias, 0 derrotas y 27 nocáuts, la mejor de todos los tiempos.

El estadounidense se lleva a casa una bolsa de al menos US$100 millones, mientras que su rival se quedó con US$30 millones más las regalías de publicidad que generaron ambos.

BBC