De 200 dólares a 65 millones: así construyó Kris Jenner el imperio Kardashian-Jenner

La matriarca de la familia más mediática de Estados Unidos no siempre fue la representante de los negocios de los intereses de sus hijas ni tuvo una cuenta de banco con muchos ceros para respaldarla

20

Una vez al año la empresaria Kris Jenner se sienta con cada una de sus hijas para hablar sobre sus metas anuales, “¿qué quieres hacer? ¿qué tan alto quieres poner la barra?” les pregunta, para luego decidir en conjunto cuáles son los mejores pasos a seguir y hasta que punto ella debe intervenir.

No siempre fue así. Hubo años en la vida de Kris Jenner en los que su rol en la familia no era el de mamá-mánager, era el de mamá a secas. En una época de su vida fue una ama de casa que llevaba a sus hijos a la escuela, disfrutaba de los barbecues y vacaciones con sus amigos famosos.

“Cuando tuve hijos los llevé a Mommy & Me y tenía clases en mi casa. Yo era la coach de soccer, la conductora del carpool, me apuntaba de voluntaria para todo y siempre estaba pensado ‘¿qué manualidad podríamos hacer la próxima semana?'” detalló la empresaria a Janet Mock.

Las cosas cambiaron cuando Jenner se separó de Robert Kardashian y poco después se enamoró, “150%”, de su segundo esposo: Bruce Jenner. Según su relato, el exatleta solo tenía $200 dólares en el banco en ese entonces y mucho talento para hacer discursos de motivación.

“No tenía tarjetas de presentación. No tenía una semblanza. No tenía prensa, nada. No había internet que yo supiera. Vamos, tenía un teléfono del tamaño de un ladrillo” agregó.

Sin saberlo entonces, Bruce se convirtió en su primer ‘cliente’, en un proyecto al que había que posicionar a como diera lugar. “Creo que gasté hasta mi último centavo, y no estoy bromeando, en hacer unos hermosos kits de prensa con cada gran artículo que él hizo en ‘Sports Ilustraded’ y cualquier otra revista y empecé a hacer copias. Juntamos 7 mil kits y los enviamos por correo a todas las agencias en Estados Unidos. Y luego esperamos a que el teléfono sonara”.

Poco a poco, Jenner vio los frutos de esfuerzo, con clientes como Coca Cola y Visa y siguió trabajando en proyectos, como unos videos de rutinas de ejercicio que ella misma y su esposo protagonizaban.

Jenner, hoy convertida en abuela, también ha sabido capitalizar los escándalos que han rodeado a su familia. Como el video sexual con el que su hija Kim saltó a la fama, “tuvo mucha atención al principio no por las mejores razones”.

En el 2007, Kris Jenner pichó a un productor la idea de hacer un reality show para retratar la dinámica de una familia con integrantes entre los seis y los 27 años en aquel entonces.

En paralelo al éxito de su familia en la pantalla chica, la matriarca del clan Kardashian consiguió patrocinos y, haciendo la pregunta inicial, “¿cuál es la meta de este año?”, ha ayudado a sus hijas a convertirse en empresarias, modelos y referentes de la cultura popular.

“Mi lema en la vida siempre ha sido: si alguien dice no, estás hablando con la persona equivocada.”

 

Univisión