Cuáles son las medidas con las que Donald Trump pretende reducir la inmigración legal en Estados Unidos a la mitad en los próximos 10 años

26

Para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se trata de la reforma migratoria más importante en medio siglo.

El mandatario anunció su respaldo este miércoles a un proyecto de ley que apunta a reducir drásticamente la cantidad de inmigrantes legales en EE.UU.

La propuesta, presentada por dos senadores republicanos, busca cortar el ingreso de personas “poco cualificadas” a Estados Unidos e introducir un sistema de puntos basado en el mérito.

El proyecto, además, plantea dar prioridad a los que hablen inglés en la entrega de tarjetas de residencia conocidas como Green Card.

Además, pondría un tope para el número de refugiados que pueden obtener residencia permanente.

La propuesta normativa elimina el sorteo anual por el que el gobierno estadounidense asigna alrededor de 50.000 visas al año para los ciudadanos de países que tradicionalmente tienen bajas tasas de inmigración.

Antes de entrar en vigor, el proyecto deberá ser aprobado por las dos cámaras del Congreso.

Limitar la inmigración fue una de las consignas con las que Donald Trump llegó a la presidencia de Estados Unidos.

El respaldo de Trump

La propuesta fue respaldada por el presidente Trump en un acto en la Casa Blanca.

El mandatario estuvo flanqueado por los senadores Tom Cotton (Arkansas) y David Perdue (Georgia), quienes redactaron el documento llamado “Ley de Reforma de la Inmigración Estadounidense para un Empleo Fuerte”.

Trump afirmó que el plan representaría “la reforma más significativa en el sistema de inmigración en medio siglo”.

El presidente de EE.UU. adelantó que el nuevo sistema, si es aprobado, protegerá a las familias estadounidenses.

Ayudará a asegurar que los recién llegados a nuestro maravilloso país se asimilen y alcancen el sueño americano“, indicó.

“Nuestro sistema no da prioridad a los inmigrantes más calificados. Solo uno de cada 15 inmigrantes a Estados Unidos viene aquí debido a sus habilidades”, señaló la Casa Blanca en un comunicado distribuido poco antes del acto de respaldo protagonizado por Trump.

“En promedio, un millón de inmigrantes son aceptados anualmente en los Estados Unidos, y la mayoría de ellos son trabajadores bajos o no calificados, lo que equivale a agregar más de la población de San Francisco al país cada año”, indica el documento.

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional, 1.051.031 inmigrantes obtuvieron la residencia permanente en los EE.UU. en 2015.

“Altamente cualificados”

La propuesta republicana busca que los futuros migrantes hacia Estados Unidos sean, en su mayoría, personas “altamente cualificadas”.

Las estimaciones del proyecto señalan que, de ponerse en marcha, la migración podría reducirse 40% en el primer año y bajar hasta la mitad de las cifras actuales dentro de una década.

Uno de los criterios que serán más ponderados, según la propuesta, será el manejo del inglés de los potenciales migrantes.

Otro de los aspectos más significativos de la reforma será la reducción de los tipos de familiares que un residente legal puede llevar a Estados Unidos,

De aprobarse la medida, un inmigrante solo podrá patrocinar el ingreso de su pareja y sus hijos, siempre que sean menores de edad.

En la actualidad, los ciudadanos de Estados Unidos y residentes permanentes pueden patrocinar a una variedad de miembros de sus familias para obtener un permiso de residencia, incluyendo cónyuges, padres, hermanos e incluso hijos adultos casados.

Empleo

“Este proceso competitivo de aplicación favorecerá a los aspirantes que pueden hablar inglés, apoyarse financieramente a ellos mismos y a sus familias y demostrar habilidades que contribuirán a nuestra economía”, señaló Trump.

El mandatario, al igual que los legisladores republicanos que proponen la reforma, calificaron al actual sistema de inmigración como anticuado y argumentaron que perjudica a los trabajadores estadounidenses al disminuir los salarios.

Aumentará los salarios y ahorrará a loscontribuyentes miles de millones de dólares“, añadió Trump.

Bajo el nuevo proyecto de ley, Estados Unidos usaría un sistema basado en los méritos similar al utilizado por Canadá y Australia.

La propuesta fue presentada formalmente ante el Congreso estadounidense en febrero.

Críticas

Poco después del anuncio, organizaciones civiles estadounidenses señalaron que las propuestas se traducirían en una reducción real de los salarios en general porque reduciría el número de migrantes que generan puestos de trabajo.

Los inmigrantesson enormes multiplicadores económicos“, señaló el instituto independiente CATO, con sede en Washington D.C., en un reciente informe.

La entidad académica indicó que la migración cualificada que llega a Estados Unidos genera 1,8 millones de empleos a favor de las personas nacidas en Estados Unidos.

 

BBC