El fármaco que podría broncearte sin tomar el sol y ayudarte a prevenir el cáncer de piel

14

Imita el bronceado natural del sol pero evita la radiación dañina de los rayos ultravioleta.

Para quienes buscan cada verano el bronceado perfecto esta sustancia parece caída del cielo, pero los investigadores que la desarrollaron no se mueven por una motivación estética sino por la lucha contra el cáncer de piel, uno de los más comunes.

El fármaco, llamado SIK-inhibitor, hace que el cuerpo produzca melanina, el pigmento oscuro que pueden generar las células de la piel y para protegerla naturalmente de las radiaciones solares.

Los científicos ya lo probaron con éxito en ratones y en muestras de piel humana, y creen que funcionaría hasta en personas pelirrojas, cuya piel normalmente se quema con el sol.

El equipo de investigadores del Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, espera que su descubrimiento ayude a prevenir el cáncer de piel e incluso pueda ralentizar la apariencia del envejecimiento.

Un bronceador potente

Los rayos ultravioletas del sol causan daños en la piel que hacen que se oscurezca.

Esa radiación desata una cadena de reacciones químicas en las células de la piel que al final da lugar a la producción de melanina, el protector solar natural que fabrica nuestro cuerpo.

Al aplicar sobre la piel la sustancia que desarrollaron los investigadores de Massachusetts se desencadena ese mismo proceso de fabricación de melanina, pero se evita el daño ultravioleta.

“Tiene un efecto oscurecedor potente”, le dijo el doctor David Fisher, uno de los investigadores, a la BBC.

“Al mirarlo en el microscopio se ve que la que actúa es la melanina real. Se trata de activar la producción de este pigmento sin la intervención de la radiación ultravioleta”, explicó.

Pero el objetivo de ese bronceado no es estético: “El pigmento oscuro está asociado a un riesgo menor de desarrollar cualquier forma de cáncer de piel“, dijo Fisher.

Fisher dijo que sentía “una gran frustración” ante la falta de avances médicos contra el cáncer de piel, que en países como Reino Unido es el más frecuente.

“Nuestro verdadero objetivo es desarrollar una nueva estrategia para proteger la piel de la radiación ultravioleta y del cáncer”.

El estudio fue publicado en la revista especializada Cell Reports.

Pelirrojos bronceados, ¿el fin de una quimera?

La mutación genética que causa el pelo rojo y la piel clara interrumpe el proceso normal por el cual la radiación ultravioleta conduce a la producción de melanina.

Pero por la manera en como funciona la sustancia los científicos creen que también funcionaría en las personas pelirrojas, aunque no está claro qué efecto tendría el fármaco sobre su peculiar color del pelo.

Los investigadores creen que los folículos capilares están en las capas más interiores de la piel y por tanto estarían fuera del alcance del fármaco.

Sea cual sea el color de tu piel o te tu pelo, el SIK-inhibitortodavía no está listo para uso comercial.

Los investigadores quieren hacer más pruebas, aunque hasta ahora no ha habido “ninguna indicación de que haya problemas”.

También tendrán que darle un nombre más comercial antes de convertirla en crema, loción, ungüento o gel de uso tópico.

Con el tiempo los científicos quieren combinar esa sustancia inhibidora con crema solar para alcanzar la máxima protección de la piel.

Fisher dice que todo el mundo debería usar crema protectora para el sol, pero comenta que su punto débil es que “te deja pálido”.

Y los productos bronceadores disponibles lo que hacen es “pintar” la piel, pero no generan la protección que da la melanina.

Dos pájaros (potenciales) de un tiro

Detener los daños de la radiación ultravioleta sobre la piel podría tener otra ventaja más allá de la prevención del cáncer: hacer que la piel no muestre signos del envejecimiento.

“Mucha gente diría que la evidencia más obvia y dramática del envejecimiento es el aspecto de la piel. Incluso los daños casuales por radiación ultravioleta tienen su impacto con los años”.

“Desde el punto de vista médico es muy difícil centrarse en este aspecto, pero si el fármaco es tremendamente seguro podría mantener la piel saludable durante más tiempo”, le dijo el investigador a la BBC.

Para Mattthew Gass, de la Asociación Británica de Dermatólogos, este estudio presenta una “estrategia novedosa” para prevenir el cáncer de piel.

“Hay que hacer mucha más investigación antes de ver este tipo de tecnología en uso para las personas, pero es ciertamente una propuesta interesante”.

 

BBC